La secretaria de integración social, Xinia Navarro, está realizando una serie de jornadas pedagógicas de autocuidado para habitantes de calle

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co

Uno de los sectores de la población más vulnerable es el que está sin un hogar permanente, no solo por sus problemas cotidianos de ingresos, sino por los riesgos de contagio de covid-19 a los que están expuestos.

Hace poco la Secretaría Distrital de Salud aseguró que había 20 casos de contagiados por el virus de personas en esta condición. Por esta razón, algunas entidades decidieron realizar una serie de iniciativas para recolectar recursos que ayuden en la atención de esta población.

Las ayudas esperan llegar a cerca de 13.252 habitantes de calle en 21 municipios del país, sin contar Bogotá, según el último censo realizado por el Dane. Estas personas se suman a los más de 9.538 ciudadanos en Bogotá en estas condiciones.

Debido al número de habitantes de calle que hay, el equipo de “Ángeles de la Calle”, liderado por la Secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, desde que empezó la cuarentena decidió realizar una serie de jornadas de atención para las personas más vulnerables de la ciudad, con el fin de suministrarles alimentación, servicio de baños, corte de cabello y entrega ropa.

“A través de nuestras unidades se han atendido en aislamiento voluntario a cerca de 1.200 habitantes de calle de la ciudad y, adicionalmente, a través del trabajo territorial en cuerpos de agua, cambuches y zonas de habitabilidad en calle ha desarrollado estrategias de pedagogía de autocuidado frente al covid 19”, indicó Daniel Mora, subdirector para la Adultez de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Así mismo, otras Organizaciones No Gubernamentales (ONG), como la fundación Pocalana compuesta por un equipo de voluntarios que en su mayoría son jóvenes, llevan 28 años trabajando con este tipo de población para brindarles elementos necesarios y actividades que les permitiera olvidar las dificultades que viven a diario.

LOS CONTRASTES

  • Paola Marcela Iregui Vicepresidente Fundación Pocalana

    “Entre los retos está seguir con el acompañamiento a la población de calle manteniendo las medidas de bioseguridad y concientizarla sobre la enfermedad”.

  • Daniel Mora Subdir. en la Sec. de Integración Social

    “Se continuarán ejecutando las acciones necesarias que permitan la promoción, prevención y restablecimiento de los derechos de los habitantes de la ciudad”.

Paola Marcela Iregui, vicepresidenta de la fundación explicó que la situación actual impulso a ir a los sectores que ya venían recorriendo para llevar a las personas refrigerios, hidratación y ropa. También se les ha llevado tapabocas y se le ha explicado el uso del mismo para impulsar el autocuidado.

“Durante estos dos meses y medio hemos beneficiado a 200 habitantes de calle en lugares como: 5 Huecos, La Favorita, Paloquemado, Barrio Santa Fe y detrás del cementerio central”, aseguró Iregui.

En Cali, una de las ciudades con más personas que viven en condición de vulnerabilidad en las calles, están también recibiendo ayudas alimentarias que se reparten a diario en diferentes sectores de la ciudad. Según la Secretaría de Bienestar Social se hacen 3.000 reparticiones diarias de alimentos y así mismo se están entregando kits de bioseguridad.

En otros lugares como en Manizales, se habilitó el Parque de Arenillo de Manizales como un lugar de paso donde conviven 200 personas de forma fija y además de las comidas necesarias, se les da actividades recreativas y educación sobre el autocuidado.

Es así como en diferentes regiones del país las entidades se dieron a la tarea de poder aportar a la situación de aquellas personas que lo necesitan en estos momentos de crisis.