.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ecomill, nueva tecnología para el beneficio del café
jueves, 29 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Dajibys Martínez Anaya - dsmartinez@larepublica.com.co

Esta tecnología desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé) y patentada por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) se suma a las opciones que el caficultor tiene para producir un grano más amigable con el entorno en momentos en que la demanda de productos agrícolas sostenibles es cada vez mayor.

Carlos Oliveros, investigador principal de ingeniería agrícola en Cenicafé, explica que el equipo, que cuenta con tres modelos de capacidad (500, 1.500 y 3.000 kg), puede lavar café en proceso de fermentación natural (o aplicando enzimas pectinolíticas) con entre 0,35 y 0,6 litros de agua por kilogramo de café pergamino seco producido (CPS).

“Este consumo de agua es bajísimo si se compara con un lavado en tanque-tina con agitación manual, que requiere 4,2 litros de agua por kilogramo de CPS; con un lavado en tanques de mayor tamaño con bombas sumergibles (entre 6 y 9 L/kg de CPS) y en canal de correteo (20 l/kg de CPS).

En términos ambientales, Ecomill puede producir café suave reduciendo 100% la contaminación generada por vertimientos durante el lavado, lo que representa un significativo avance también respecto a Becolsub (desarrollada por Cenicafé) que consume entre 0,7 y 1 litro de agua por kilogramo de CPS, y que reducía la contaminación hasta 90%.

“El consumo de cafés sostenibles o de relación armónica con el medio ambiente está aumentando en el mundo cerca de 60% anual. Ecomill contribuye a obtener un valor agregado para el cafetero por producir un café sostenible en una etapa tan importante como el beneficio, reduciendo la huella ecológica del proceso del café en forma significativa”, sostiene Armando Uribe, gerente técnico de Fedecafé.

Este tipo de tecnología, que está disponible para pequeños, medianos y grandes productores, ofrece la ventaja de producir café de forma sostenible y es una alternativa para los cafeteros frente a las regulaciones ambientales.

También se puede producir tanto café colombiano estándar, cuya calidad es reconocida en el mundo, como cafés especiales (grano de muy alta calidad).

Es así como la Federación Nacional de Cafeteros y Cenicafé buscan seguir innovando y poniendo al alcance del caficultor equipos que vayan a la vanguardia y sean amigables con el medio ambiente.