.
RESPONSABILIDAD SOCIAL ¿Cómo una empresa puede generar verdaderas transformaciones sociales?
miércoles, 12 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Por estos días, es común que los discursos de los empresarios incluyan los conceptos responsabilidad social o sostenibilidad para describir una parte de la gestión de sus compañías; sin embargo, son muy pocos quienes pueden hablar de verdaderas transformaciones sociales a partir de su gestión.

Para lograr cambios de esa magnitud, Marcelo Tedesco, consultor e investigador en transformación empresarial, que ha trabajado para compañías multinacionales como Toshiba y el MIT Enterprise Forum en México, dio a LR las cinco estrategias que un líder debe poner en marcha en su empresa para impactar de forma revolucionaria a la sociedad. Estos pasos serán enunciados también en la charla que el experto dará en el centro de eventos Valle del Pacífico, en la ciudad de Cali, donde la Andi llevará a cabo, entre hoy y mañana, el foro: ¿cómo puede el sector privado liderar grandes transformaciones sociales?, que tiene como eje la responsabilidad social empresarial.

Los cinco pasos que enunció el experto para alcanzar dicho objetivo son: entender para qué sirve la empresa en la sociedad; cuáles son los grupos de interés que se vinculan a la compañía; analizar las necesidades de los grupos de interés; inspirar a los compradores y a los trabajadores; y tener en el mercado bienes o servicios que no hayan vulnerado a ningún grupo en su producción.

Según Tedesco, antes de dar comienzo al plan para convertirse en una empresa responsable que contribuya a los diferentes entes de la comunidad, la compañía debe estar presidida o manejada por un líder que no solo busque la eficiencia en los resultados financieros, sino que busque inspirar al resto de los trabajadores.

“La confección de liderazgo en la mayoría de los países de Latinoamérica está pensada como la persona que tiene mayor eficiencia, o que es capaz de hacerle ganar más participación en el mercado a las compañías, pero el verdadero líder es el que es capaz de inspirar a su entorno para buscar un propósito y son los que tienen estrategias claras”.

Firmas como Samsung, Google, Apple y Chopard son algunas de las entidades que el investigador menciona como ejemplo de compañías que a partir de su liderazgo han llegado a ser las más relevantes en sus mercados teniendo como base la función social y enfocándose en la creación de sus bienes o servicios pensando en el bienestar del medio ambiente y las personas que influyen en el proceso.

Qué aporta la empresa
Para Tedesco la responsabilidad social debe ser el centro de una compañía. Es por eso que no apoya la idea de tener un departamento específico que coordine las actividades o estrategias, sino que sea toda la compañía la que ejerza esa función partiendo de principios básicos como el cuidado de los recursos naturales como el agua y la energía en las oficinas, para después replicarlo en instancias tan grandes como productos terminados que no emitan mucha huella de carbono. “La empresa no debe ser solo negocio, las grandes empresas piensan en qué brindan y cómo ayudan en la sociedad para generar cambios” dijo.

Identificar los grupos de interés
Una empresa no son solo empleados y empleadores. En todos los procesos de producción intervienen más personas, como proveedores, temporales y clientes que deben recibir beneficios por la gestión de una compañía. Tedesco, indicó que con los grupos de interés claros y definidos, se puede dar paso a la transformación desde la base de los actores de la sociedad.

Analizar necesidades
Al tener definidos los grupos de interés, es cuando se debe crear una política que piense en la satisfacción de sus necesidades por encima de las buenas cifras. “El principal factor es resolver con atención las necesidades de los actores de la comunidad que están vinculados. Si se resuelve lo que ellos requieren, trabajarán mejor y los resultados financieros serán positivos”, expresó el mexicano.

Inspirar, es la llave
Cuando se empiecen a resolver las necesidades de los grupos de interés, la inspiración será la herramienta para que la empresa se muestre interesada en la sociedad y con una visión humana.

Tedesco afirmó que los clientes eligen productos como el Iphone o navegan en internet por Google o compran artículos con marca Samsung, porque sienten que estas compañías los inspiran, resuelven sus necesidades y así son capaces de transformar a la sociedad. “Las personas están dispuestas a pagar el precio por bienes que los hagan sentir diferentes, fuera de lo común y los hace sentir parte activa de sus actividades en el cuidado social”, resaltó el académico de la Universidad de la Salle en Barcelona.

Nadie que salga vulnerado
“El caso de Chopard que extrae oro de minas que aseguran la buena remuneración de sus trabajadores, para producir relojes que pueden costar más de US$35.000. Es un ejemplo de que nadie debe salir vulnerado en los procesos de la sociedad, ni con malos tratos, ni malos pagos ni otro problema”, puntualizó Tedesco.

Este ejemplo ilustra cómo una empresa que tiene como base la RSE es capaz de generar riqueza, mejor distribución del dinero y así influir directamente en un cambio de la sociedad. Puesto que si la comunidad se siente bien, cada uno de los individuos transformará su entorno y eso se reflejará en la empresa.

Las opiniones

Claudia Toca
Experta en RSE de la Universidad Externado

“La RSE ha sido distorsionada entre las empresas. Más que una etiqueta, debe ser ese reconocimiento que dan los diferentes públicos de interés”.

Marcelo Tedesco
Consultor experto en transformación empresarial

“Una empresa que hace todo con base en la RSE se da cuenta de que puede transformar a la sociedad y tener buenos rendimientos”.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Comercio 15/09/2021 American Eagle inició su campaña 'Dona tu jean' y espera recolectar 15.000 prendas

Con los fondos recaudados se realizarán donaciones a fundaciones y organizaciones que apoyen procesos culturales para jóvenes

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL