.
EDITORIAL Una pregunta chocante, pero necesaria
jueves, 22 de junio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Tratar de darle un precio al dólar para las próximas semanas es un acto ligero, lo importante ahora es mirar los factores de largo plazo

Editorial

Si quiere ver cómo se irrita inmediatamente un ministro de Hacienda o un codirector del Banco de la República, no es sino que le pregunte a qué precio va a estar el dólar de la próxima semana o cualquier día del año. Es una pregunta chocante para un analista económico serio, un curador de información financiera o para una autoridad macroeconómica con experiencia; sin embargo, no lo es para algún vendedor de acciones o un empleado bancario, ambos actores con intereses en el sistema financiero. Aunque moleste a los analistas, no hay nada más necesario para un consumidor, un cliente financiero o el responsable de las proyecciones económicas de una empresa que saber con cierto grado de certeza qué va a pasar con la divisa estadounidense en el corto plazo o al menos por qué estamos metidos en el ascensor del dólar, donde en una jornada sube y en otras baja, sin estabilizarse para poder hacer bien las cuentas o planear compras por internet, viajes al exterior, compra de divisas o simplemente el pago de una carrera en Uber.

Hay factores que deben tenerse presentes a la hora de hacer cuentas con la tasa de cambio del dólar frente al peso. En los últimos meses, lo que más ha afectado el precio de la moneda es el costo del barril de petróleo, en una suerte de ecuación en la que cuando baja el crudo sube la divisa de Estados Unidos, aunque esa regla no siempre se cumple; hay jornadas en las que ambas variables han bajado o han subido. Un segundo factor tiene que ver con la expectativa de movimiento de tasas de la Reserva Federal, si suben los tipos de interés en la Fed, seguramente muchos dólares se van a disfrutar intereses altos, con un impacto directo en los mercados emergentes, como el nuestro, donde se encarecerá el dólar. De la misma manera que con el petróleo, no es una regla que se cumple siempre. Un tercer factor puede ser cuando llegan al mercado colombiano muchos dólares provenientes de exportaciones o de grandes negocios, situación que es extraordinaria u obedece a bonanzas que se identifican con varias semanas de antelación. Sin llegar al nivel de especulación, podemos comentar que para adivinar cuál es la danza del dólar de las próximas semanas, es preciso anotar que el pasado miércoles la moneda alcanzó el precio de negociación más alto en lo corrido del año al llegar a un máximo de $3.074,75, pero ayer volvió a caer a un promedio de $3.035. Una cifra que no es alarmante si se tiene en cuenta que en febrero del año pasado se llegó a cambiar un dólar por encima de los $3.430, la más alta de la historia y toda una fiesta para los exportadores que recibieron esos pesos por un solo dólar exportado, situación que beneficia a los empresarios que han podido abrir mercados en el exterior y a los cultivadores de productos primarios tradicionales como café, banano y flores. Más se ganaría si se hubiese avanzado en una agroindustria que brinde mayor valor agregado, pero ese es otro tema que tiene que ver con la vocación del país.

Por ahora, con el dólar hay dos cosas claras: la primera es que su valor (revaluación o devaluación) estará íntimamente ligado a lo que suceda a diario con el barril de petróleo a corto plazo; a mediano, estará afectado por el rumbo de las tasas de la Fed y en el largo plazo a cómo responda la economía de EE.UU., la reacción de los emergentes y por supuesto al rebote en el crecimiento económico de nuestro país.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 20/09/2021 El covid ha muerto, larga vida al covid

Las cifras de muertes por el covid siguen en retroceso, mientras el mundo siente en pleno la llegada de la normalidad, pero más allá del anhelo, hay cosas que llegaron para quedarse

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

MÁS EDITORIAL