.
EDITORIAL

Una pareja de baile electoral llamada Emisor

martes, 22 de febrero de 2022

Poco a poco a la campaña presidencial llegan los temas fundamentales para la economía como inflación, desempleo, crecimiento y tasas, cruciales para la junta del banco

Editorial

En la medida que se acerca la fecha de las elecciones presidenciales y temas fundamentales para la economía, como tasas de interés, inflación, desempleo, deuda externa y crecimiento aparecen en la agenda, los roles y funciones de los actuales miembros de la Junta Directiva del Banco de la República saltan a la vista, en un momento bien complicado para esta institución, que ha visto cómo en los últimos años su favorabilidad entre los colombianos ha bajado a niveles en rojo de preocupación. La última encuesta de Invamer plantea dos asuntos que “sacan a bailar” a la Junta en dos temas cruciales, el primero dice que 96 de cada 100 colombianos creen que el manejo del costo de vida está empeorando, al tiempo que la opinión desfavorable de la Junta del Emisor ronda 50% y la favorable solo 26%, uno de los peores momento de esta institución desde su independencia constitucional en 1991, cuando se estableció que debe velar por el poder adquisitivo del peso, luchando contra la inflación, pero la Corte Constitucional en su sentencia C-481 de 1999 aclaró que debe haber un ejercicio de coordinación, “la junta del Banco de la República, si bien tiene como finalidad básica preservar el poder adquisitivo de la moneda (CP, art. 373), no puede, sin embargo, ser indiferente a los resultados de sus decisiones sobre el empleo y el crecimiento, que explícitamente debe tomar en consideración”.

Es evidente que la independencia frente al Ejecutivo o al Legislativo es bien dudosa, pues el Presidente nombra los miembros y al Congreso les rinde un informe en cada legislatura, una suerte del estado de la economía. Lo fundamental en el debate es que una cosa es la institución de banca central como tal, y otra muy distinta los miembros de la Junta y el perfil que deben tener para acceder a uno de los cargos que debería ser de culminación de carrera profesional y no de comienzo, como ha sucedido últimamente. Un flaco favor a la economía hace manosear la independencia en estos momentos, pues muy a pesar de su baja favorabilidad entre los colombianos o de sus complejas funciones, sí es una entidad dorsal a la que se le debe gran credibilidad, muy a pesar de que su tarea de atajar la inflación sea criticada por acudir, como siempre, a subir la tasa de intervención sin profundizar otras herramientas o estudiar las características de la economía local.

José Antonio Ocampo, el economista colombiano más citado en textos académicos, plantea frente al debate que “los efectos de la política monetaria sobre el empleo estuvieron en el centro de las decisiones de los bancos centrales del mundo entero durante la crisis del covid y en el caso de la Reserva Federal de Estados Unidos, la ley que lo regula establece que su primer objetivo es “el máximo empleo”. El exministro, Mauricio Santamaría, hoy director de Anif, hace defensa de la independencia del Emisor argumentando que abrirle la puerta a que gremios u otros sectores de la producción hagan parte de la Junta es un error ya subsanado. “Si alguna institución ha funcionado bien desde la Constitución de 1991 es el Banco de la República. La idea de traer otros actores a la Junta traerá el efecto contrario y se garantizará la pérdida de independencia”. Quizá el debate por el Emisor no debe por su rol constitucional, hay que mirar más el papel que han tenido los actuales codirectores y su peso en la mala imagen que tiene.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 13/07/2024 La Selección y otros propósitos nacionales

Está claro que solo el fútbol une a Colombia y que gane la selección es el propósito nacional, pero ¿qué otros propósitos de bien común debe tener un país huérfano de grandes victorias?

Editorial 12/07/2024 Las lecciones empresariales de la Selección

Colombia está en modo fútbol por el excelente desempeño deportivo de la selección, como consecuencia de las buenas decisiones en la administración del recurso humano

Editorial 11/07/2024 Los ministros deben ser ministros

En temporada de cambio de ministros llama la atención el perfil de los nombrados y los retos que tienen por delante, y si en algo yerra el Presidente, es en nombrar idóneos