.
EDITORIAL

Subir más las tasas sería enfriar la economía

lunes, 20 de junio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Durante nueve meses la Junta del Banco de la República ha subido las tasas de interés, generando malestar entre los consumidores y empresarios

Mañana miércoles, la Junta Directiva del Banco de la República realizará su reunión mensual en la que revisa en conjunto todas las proyecciones de la economía para las próximas cuatro semanas. Es una rutina habitual en la cual se analiza, ente todo, la variación de precios, elemento fundamental para cumplir con el mandato constitucional del Emisor de mantener el poder adquisitivo de los colombianos y de paso la inflación dentro de un marco tolerable para los consumidores. Desde hace nueve juntas, los codirectores han venido elevando las tasas de intervención. Comenzaron la cabalgata de ajuste al alza al costo del dinero para el sistema financiero en septiembre de 2015 y cada vez que se reúnen suben 0,25 puntos (50 puntos en dos ocasiones); lo que quiere decir que desde esa fecha hasta la actual han elevado los tipos casi tres puntos porcentuales para dejar la tasa en un elevado 7,25%, una de las tasas más altas de los últimos 10 años.

Los codirectores del Emisor así lo han determinado. Aunque cuando se revisan las minutas del Banco no hay consenso en esa decisión, al menos en las cuatro últimas juntas, cuando las opiniones han estado divididas. Está claro que las tasas de intervención en el mercado se han venido elevando para sacar dinero circulante, elevar el costo del consumo y aplazar las expectativas de compras innecesarias o conspicuas. El objetivo de esta decisión es bajar la inflación con tasas de interés, fórmula que ha funcionado tradicionalmente, pero que es criticable por parte de los empresarios y obviamente de los consumidores. Los primeros porque el costo del dinero hace que aplacen sus planes de expansión, y los segundos, porque particularmente el consumo con tarjetas de crédito se pega al nivel de la usura inmediatamente. Todas las decisiones monetarias del Banco de la República tiene un efecto tardío en la economía, no se trasladan inmediatamente, pero han sido nueve meses de constantes subidas, medidas que se empiezan a sentir y amenazan con enfriar la economía en un momento de pesimismo.

Según las cuentas del Emisor, la inflación volverá a su cause natural, o al menos el previsto por el Gobierno, el próximo año cuando nuevamente se ubique entre 3% y 4%, seguramente este año cerrará con un porcentaje más cercano a 7% que a 6%, lo que obligará a aflojar rápidamente el apretón mensual de las tasas de interés, sino se quiere asfixiar la economía. El precio del dólar parece haber llegado a un nivel equilibrado rondando los $3.000, un tipo de cambio que gusta tanto a los importadores como a los exportadores y que le ayuda a las cuentas nacionales con el aprovechamiento de los tratados de libre comercio. Es casi un imperativo para los codirectores no seguir subiendo la tasa de interés para evitar que el consumo se frene y las ideas exportadoras de los empresarios se aplacen.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 02/03/2024 La pirámide se sigue invirtiendo

El trabajo que hacen las madres no se reconoce como empleo formal, cuando tienen la labor primordial de la sociedad. Con los aires de cambio del mercado, esa visión debe modificarse

Editorial 01/03/2024 ¡Algo que cambiar, algo que conservar, algo que avanzar!

Hace 70 años que el diario la república empezó su labor cotidiana de generar contenidos económicos, financieros y empresariales que sirvieran para la toma de mejores decisiones

Editorial 29/02/2024 La corrupción mutó al Estado capturado

Es muy oscuro lo que sucede en algunas de las entidades públicas clave del Estado, la corrupción entró en otra fase, que es capturar oficinas enteras para intereses propios