.
EDITORIAL

Si la recesión en EE.UU. llega, la cosa se pone fea

jueves, 14 de julio de 2022

Estados Unidos es el mayor socio comercial de Colombia y está ad portas de declararse en recesión, situación que afectaría las remesas, las exportaciones y mucha inversión foránea

Editorial

El costo de la gasolina en Estados Unidos llevó a que la inflación en junio registrara un nuevo récord en las últimas cuatro décadas, al situarse en 9,1%, lo que hace presagiar un aumento en las tasas de la Reserva Federal, que seguramente llevará el dólar a precios insospechados en las economías emergentes que subsisten de la exportación de bienes primarios, y que obliga a los bancos centrales a hacer lo propio en sus economías y seguir la corrección monetaria que apacigüe la alta variación de precios. Y si a esto se suma el aroma a recesión en el motor de la economía mundial, lo que depara el segundo semestre es inversamente proporcional a lo ocurrido en la economía el año pasado. En el caso de Colombia, el PIB de 2021 fue histórico al crecer 10,8% y el primer trimestre del año registró un optimista 8%, cifras que poco a poco empiezan a ser parte de la historia.

Ahora empezarán los bancos multilaterales y los centros de investigación a revisar las cifras de crecimiento a la baja y ojalá aún las proyecten en números negros, pues la recuperación del empleo está ligada al dinamismo.
La recesión está a la vuelta de la esquina, pues en Estados Unidos ya registra dos trimestre en rojo y una inflación galopante hará que la Reserva Federal suba tasas como nunca lo ha hecho. Hace poco The New York Times escribía que “los principales bancos han actualizado sus pronósticos para reflejar la creciente posibilidad de una recesión económica. Los analistas de Goldman Sachs calcularon que la probabilidad de que se presente una recesión este año es de 30%, cifra que antes habían fijado en el 15 por ciento. Los economistas de Bank of America predijeron que había 40% de probabilidades de que surgiera una recesión en 2023”. Los augurios no son buenos, máxime cuando el epicentro de la desestabilización económica no se controla y tiene origen al otro lado del Atlántico en una guerra que se desarrolla en la vieja y golpeada Europa.

Es un hecho que la economía en todo el mundo ha dejado de crecer y que comienza a encogerse, máxime si se compara con lo sucedido el año pasado. En Estados Unidos, la Oficina Nacional de Investigación Económica, Nber, es el árbitro de las recesiones y expansiones, tiene una perspectiva más amplia. Según el Times, “para esta oficina, una recesión es una baja significativa en actividad económica generalizada y que dura varios meses. Por lo regular, implica no solo una disminución del PIB sino también del ingreso de las personas, el empleo, la producción industrial y las ventas al menudeo”. Por ningún lado le suma la inflación a la recesión, lo que cual no deja de ser más oscuro para los analistas económicos que ven en la actual coyuntura un auténtico ojo del huracán.

Para la economía colombiana, todo es bastante pesimista, dado que están confluyendo varios factores que generan preocupación: alta devaluación, inflación rumbo a los dos dígitos, desaceleración en el consumo, tasas de interés que se aproximan a 10% y la expectativa por un cambio en el modelo económico dependiente de las exportaciones de petróleo y otras materias primas. Pero lo que más genera intranquilidad para los actores económicos, en especial para el sector productivo, es una reforma tributaria basada en las retaliaciones en contra de las empresas y los empleados formales. Ojalá, antes del 7 de agosto todo se pondere.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/06/2024 No puede hacer escuela el pesimismo

La economía está signada por las expectativas, pueden ser optimistas o pesimistas, y cuando se trata de hacer negocios y multiplicar las inversiones, es mejor un oscuro panorama

Editorial 21/06/2024 Otro aire para las industrias creativas

Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical, la culinaria marca el mapa en todas las ciudades y el fútbol es una industria pujante que entretiene y mueve la economía

Editorial 20/06/2024 Los días sin IVA en medio del bajo recaudo

A un paso de convertirse en ley están los días sin IVA, en los que los comerciantes venden más de $10 billones, al tiempo que el Gobierno les cede unos $1,5 billones en necesarios impuestos