.
EDITORIAL

Por una campaña sin bulos en las cifras económicas

miércoles, 16 de marzo de 2022

En las elecciones al congreso, abundaron los manipuladores que daban mal las cifras para ganar votos; es el momento de alertar para que esto no se repita en las presidenciales

Editorial

La “porcentagitis” es una inclinación en la que caen muchos analistas y expertos en temas especializados para posar de conocedores de los temas sobre los que hablan o escriben. Es un recurso frecuente para sustentar algunas situaciones que afectan a las personas: 50% de los colombianos son pobres, la informalidad llega a 70% de la economía, la mitad de los jóvenes no estudia o los banqueros se quedan con 30% de las pensiones de los colombianos. Son muchos los ejemplos que a diario se detectan en los discursos de políticos y periodistas, más como muletillas que adornan sus palabras, no como hipótesis que hayan verificado, pues las fuentes de los datos o las cifras nunca aparecen.

En la pasada campaña electoral al Congreso de la República afloró el uso de los porcentajes para adornar situaciones, muchos números amañados con fines de manipulación para generar preocupación en las audiencias. El caso de esta semana tiene que ver con la afirmación hecha por el candidato, Gustavo Petro, de que 30% de las pensiones se iba para los banqueros. Una afirmación falaz con la que argumenta su propuesta de cambiar el sistema pensional colombiano, pero que al final pierde credibilidad académica, pues según la Superintendencia Financiera, los fondos de pensiones cobran 3% sobre el total del Ingreso Base de Cotización, de los cuales una parte va para la comisión de administración y otra para el pago de seguros previsionales.

En el mismo sentido, el gremio de los fondos de pensiones privados, Asofondos, le salió al paso a tal afirmación diciendo que “el gremio quiere llamar la atención sobre las mentiras que ha pronunciado el candidato. No es verdad que los fondos de pensiones hayan invertido en el puente de Chirajara, no es verdad que los fondos de pensiones hayan invertido en Odebrecht, no es verdad que las comisiones de los Fondos de Pensiones sean de 30%, son de 3% y son iguales a las que existen en Colpensiones”.

Ahora que la campaña por la Presidencia empieza a tomar la recta final y los debates se hacen intensos en conocimiento y propuestas técnicamente viables, es determinante que quienes aspiran a manejar el país no digan cosas falsas, no siembren mentiras, no propaguen bulos para conseguir que las personas se sensibilicen con sus causas políticas. Por primera vez desde finales de los años 90, las elecciones presidenciales tendrán que ver más con temas de economía que con asuntos como la guerra, guerrilla o narcotráfico; máxime cuando el mundo no ha acabado de salir de una nefasta pandemia y experimenta un conflicto bélico internacional en Ucrania, que obligan a los candidatos a lanzar propuestas serias reales y ejecutables que tomen distancia de las mentiras tradicionales en la política.

Lo primero es no usar porcentajes falsos, amañados o sin fuente bibliográfica para abordar los problemas socioeconómicos; lo segundo, no hacer propuestas inviables desconectadas de la economía local, regional y nacional. Es cierto que todos acuden a despertar las fibras más sensibles de los electores con sus historias de sufrimiento o de las víctimas, pero hay que avanzar hacia una sociedad más informada que reaccione a un portafolio de ideas que transformen el país y logren el desarrollo económico de los 14 millones de familias. Es fundamental que la gente se informe sobre la realidad económica del país para poder juzgar con criterio las cosas que dicen los políticos cuando hablan de economía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 20/04/2024 Es urgente avanzar en productividad

Más que nuevos días festivos, el país económico necesita producir para reducir la pobreza y disminuir la precariedad, objetivos que solo se consiguen si la productividad aumenta

Editorial 19/04/2024 El momento del Banco de la República

Avanza la idea de que el Emisor maneje la fiducia que contiene el grueso de las pensiones de los colombianos, una idea que da confianza, pero que puede tener preguntas

Editorial 18/04/2024 El peor trimestre en los últimos 15 años

La venta de vivienda e inicios de obras en el sector de la construcción van de mal en peor; Camacol ya lanzó alertas sobre la situación, pero el Gobierno Nacional y sector bancario no copiaron la realidad de las cosas