.
EDITORIAL

Nuevos aires en la dirigencia cafetera

jueves, 14 de mayo de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El nuevo jefe de la Federación de Cafeteros debe continuar muchos de los logros de la actual administración

La salida del actual presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz Ortega, estaba cantada desde el pasado Congreso Nacional de Cafeteros, realizado en noviembre pasado, cuando varios de los comités minoritarios organizaron una zambra en su contra, durante la cual tuvo que intervenir el Presidente de la República a través de sus ministros de Hacienda y Agricultura quienes apaciguaron las aguas diciendo que se encargarían de interpretar los intereses de algunas regiones. La reunión de los comités de ayer no fue fácil y la esperada renuncia del alto dirigente no se hizo esperar. Queda en el ambiente que algo verdaderamente estructural está sucediendo al interior del gremio económico más importante del agro colombiano, que debe interpretarse muy bien para no cometer los mismos errores del pasado.

¿Qué es lo que está pasando? No se puede ocultar que es la primera vez que al interior de la Federación están muy activos los líderes de la llamada Dignidad Cafetera, un grupo de presión que interpreta a muchos de los nuevos cafeteros afincados especialmente en departamentos como Nariño, Huila, Cauca y Antioquia. A este grupo de presión contra la institucionalidad se suma otro de la ‘añoranza’ donde hay líderes del eje cafetero, Cundinamarca y también de Antioquia, que buscan mantener las viejas  prebendas de que gozaron los cafeteros por varias décadas, piden subsidios y puestos de representación en el otrora conglomerado económico. Recordemos que la Federación maneja más de $166.800 millones en un fondo parafiscal que ha ayudado a mantener la economía cafetera por años.

Pero está el ineludible nuevo mapa cafetero dominado por Huila, Cauca y Nariño que suman la mayor producción de grano en Colombia y que ha obligado a que la Federación se descentralice y que los líderes del gremio no solo miren a Tokio o Londres, sino que se preocupen por el suroccidente del país. Muchas de las políticas públicas del inminente posconflicto deben pasar por estos departamentos que han acogido al café como la espina dorsal de su economía. Por el contrario, la producción del viejo eje cafetero ha ido en desmedro y sus cafeteros se han dedicado a otras actividades como el turismo. Esta vez el nuevo líder de los cafeteros debe leer el mapa cafetero, debe entenderlo e interpretar sus intereses. No se puede traer un hombre del café de las oficinas en Londres, Tokio o Nueva York para que ‘toree’ los problemas de los cafeteros en regiones de gran conflicto social.

Por el contrario el sucesor en la Federación debe continuar mucho de lo que logró el doctor Muñoz Ortega, como la gran cosecha, la renovación de los cultivos y la democratización del gremio, que hoy es más plural y mucho más interpretativo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/05/2024 Los momentos más críticos del cambio pensional

El Emisor ve viable administrar el gran fondo de las pensiones, pero aclara que no se pisará funciones con Colpensiones, como pagar mesadas o atender a los pensionados

Editorial 21/05/2024 Lo que haremos mañana será más importante

Informamos con calidad, precisión y sin sesgos sobre los temas económicos de Colombia y el mundo, cultivamos ese oficio desde hace 70 años, nuestro crecimiento nos obliga a mejorar

Editorial 20/05/2024 La verdadera crisis de los profesores

Los maestros andan por estos días en pie de lucha contra la Fiduprevisora, entidad a cargo de su sistema de salud, durante un Gobierno que les ha dado toda clase de privilegios