.
EDITORIAL No seguir torpedeando el metro de Bogotá
lunes, 19 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La historia le pasará la cuenta de cobro al Alcalde Peñalosa y al Presidente Santos si no logran entregarle el metro a la Capital. 

El fin de semana pasado el alcalde Bogotá, Enrique Peñalosa, y el presidente de la República, Juan Manuel Santos, hicieron un acto oficial en donde se comprometieron a entregarle el sistema de transporte masivo, vía metro, a la Capital. Si bien es un gran compromiso, no es la primera vez que presidentes y alcaldes de turno se comprometen con el necesario asunto. La construcción de la obra se desarrollará en tres fases: la primera va desde el portal de Las Américas hasta la Caracas, a lo largo de la Avenida Primero de Mayo. La segunda fase irá hasta la calle 72 por la Avenida Caracas, para completar una extensión de 25,29 kilómetros con un total de 15 estaciones. La tercera fase de la construcción va hasta la calle 127.

Lo más importante de los anuncios es que ambos gobernantes esperan firmar el contrato de construcción en el segundo semestre de 2017 e iniciar obras en 2018, antes de finalizar el mandato del presidente Santos. El alcalde Peñalosa logró avanzar en su idea original de que con la línea elevada es posible reducir en cerca de 26 meses los tiempos de construcción y registrar un significativo ahorro en los dineros públicos: con la revisión de los diseños se logró un ahorro equivalente a $4 billones. Las dos primeras fases del metro estarían listas en 2022. Se tiene planeado que para 2030, ocho de cada 10  bogotanos tendrá una línea de transporte masivo, metro o troncales a menos de un kilómetro de distancia. Según el Alcalde: “este sistema complementado con más de 600 kilómetros de ciclo-rutas consolidará a la Capital como una de las ciudades más sostenibles y eficientes en términos de consumo energético”. Es un imperativo que articular un sistema de metro con la situación actual debe hacer que la Alcaldía de Bogotá y el Concejo Distrital inviertan 75% de los recursos destinados al plan de transporte masivo al metro, y 25% a las troncales.

Desde hace 70 años -63 oficialmente- se viene hablando de estudios técnicos, al tiempo que se promete el metro para Bogotá, todo parece indicar que esta vez los hechos son serios, con fecha de inicio y con el compromiso de entregar la magna obra en pocos años; eso no solo mejoraría la calidad de vida de los bogotanos, sino que desatrasaría a la Capital en una de las obras de infraestructura que cualquier ciudad desarrollada tiene. Ciudades más pequeñas y del mismo nivel que Bogotá, han emprendido esas obras con gran éxito, tales como Panamá, Lima, Quito y Santo Domingo. Sería el colmo que los mandatarios de turno esta vez no logren en realidad hacer el sistema de metro y caigan en discusiones políticas y en mezquindades partidistas. Hay que creer que esto llegará a buen término, pero no sobra desconfiar pues no es la primera vez que los máximos gobernantes se comprometen y a la postre demuestran que son incapaces de avanzar en serio con el metro.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 03/08/2021 La jugada de Ecopetrol para hacerse con ISA

De quien haya sido la idea de que Ecopetrol comprara ISA, fue un camino expedito para que ese activo se conserve de carácter mixto, mientras las circunstancias del país mejoren

Editorial 02/08/2021 Dos debates que deberían darse juntos

El Congreso debe debatir sobre impuestos y presupuestos, temas que tienen que ir más unidos para que el deber de pagar impuestos se asocie con el derecho a pedir

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

MÁS EDITORIAL