.
EDITORIAL No empezar la campaña con el No a impuestos
sábado, 29 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Nadie en ninguna parte del mundo quiere pagar más impuestos, pero en Colombia se necesitan para hacer más inversión social. 

 

El vicepresidente, Germán Vargas Lleras, y la ministra de Vivienda, Elsa Noguera, ambos del partido Cambio Radical, sorpresivamente hicieron sus primeros movimientos para distanciarse de la actual administración criticando de frente la iniciativa tributaria, que según su opinión, afecta los márgenes de ganancia de las empresas constructoras. Si bien es una postura válida pues cualquier colombiano y más los políticos deben hacer conocer sus posiciones sobre temas tan sensibles como los impuestos, llama la atención que lo hagan de puertas para afuera con el ánimo de desvirtuar la necesaria reforma tributaria estructural que necesita el país económico, recomienda la banca multilateral y observan las calificadoras de riesgo para mantener o no el grado de inversión que atrae inversiones de portafolio.

A través de los años la política colombiana nos ha enseñado que hay que dividir para reinar y que nadie quiere herencias políticas o económicas de sus antecesores, por ese motivo se esperaba que el Vicepresidente empezara a distanciarse del Presidente y sus lineamientos en cualquier momento. Todos los analistas vaticinaban que el tema de alejamiento sería el proceso de paz y los acuerdos frustrados con la guerrilla de las Farc, pero esto no sucedió pues Vargas Lleras finalmente respaldó a Santos en su idea de paz negociada. Además, separarse de su gobierno en un tema tan sensible como la paz, que divide a los colombianos, no era lo más apropiado ante las legítimas aspiraciones presidenciales del Vicepresidente. La sorpresa está que se aleje con sus ministros de abordo, en un asunto que es crucial para el país como es la modernización del sistema tributario. Está claro que nadie quiere pagar impuestos en ninguna parte del mundo, es decir, es un asunto impopular en donde se obtienen dividendos políticos, pero se cae en la tendencia de la llamada “era de la postverdad” en donde se dicen verdades a medias que terminan imponiéndose en la opinión pública. 

El proyecto de reforma tributaria fue socializado con los diferentes partidos políticos y ministros de las carteras, así las cosas, flaco favor le hace a la estructuración tributaria que los ministros de cada sector económico empiecen a actuar como líderes gremiales en defensa de sus intereses. El país necesita derrotar la desigualdad social, causa de muchos de los problemas de orden público, al tiempo que le urge tener un pacto tácito y duradero por el crecimiento que genere empleo formal. Si quienes diseñan las políticas públicas no comparten de dónde salen los recursos para la inversión social e infraestructuras, mal camino pueden tener los debates políticos que se avecinan de manera prematura. Colombia madura paso a paso en su democracia y en la esfera económica y es un deber que sus políticos estén a la altura de los debates por venir.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 23/06/2021 ¿Por qué es tan difícil vender activos estatales?

Año tras año, los Ministros de Hacienda ponen como meta salir de activos en manos del Estado, producto de procesos legales, pero estos nunca se pueden llevar a subastas

Editorial 22/06/2021 Casi toda la responsabilidad social se olvida

Las empresas hacen un montón de cosas que nadie ve, más allá de pagar impuestos y generar empleo formal, muchas transforman sus comunidades devolviendo utilidad social

Editorial 21/06/2021 Todo el mundo quiere “comer” empresarios

Algunos Congresistas, sindicatos, desempleados, gobernantes y la competencia misma, tienen en jaque o, por lo menos, acosada la actividad empresarial, que es peligroso para la economía

MÁS EDITORIAL