.
EDITORIAL Mejor un ministro de Hacienda optimista
lunes, 17 de junio de 2019

Con el Plan de Desarrollo andando y el Marco Fiscal bien sustentado, ahora le corresponde al Gobierno Ejecutar, ejecutar y Ejecutar, para que la economía verdaderamente crezca al 4%

Editorial

En un país como Colombia signado por las tragedias, mirar las cosas con optimismo no es vendedor porque no es lo habitual; por eso cuando un ministro de Hacienda, como Alberto Carrasquilla, presenta en su Marco Fiscal de Mediano Plazo un crecimiento económico para este año de 3,6% y de 4% para el próximo, le llueven rayos y centellas que eran de esperarse. No solo porque el mismo Banco de la República ve un leve estancamiento en el crecimiento del PIB de $216 billones trimestrales, sino porque las cifras oficiales del Dane tampoco acompañan sus buenas intenciones, pues entre enero y marzo de este año solo se creció 2,8% o 2,3%, depende de como lo mire o se mida. Lo cierto es que Carrasquilla es un piloto de la economía bastante optimista y descansa sus buenas cifras en lo mismo que pronostican algunas firmas calificadoras de riesgo y el mismo Banco Mundial: un buen comportamiento de los precios del petróleo en promedio de US$65 el barril; una reactivación de la construcción de vivienda; mayor dinámica de las obras de infraestructura y, por supuesto, un manejo austero del gasto público en línea con la regla fiscal, ya modificada.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo le deja al país económico varios mensajes: la gran apuesta del Gobierno es el crecimiento de 4% para el próximo año; de 4,2% en 2021 y 4,4% en 2022, el que sería el crecimiento más alto hasta 2030. El segundo mensaje es que sin la puesta en marcha de la Ley de Financiamiento, este año la economía solo hubiera crecido 2,8% y su variación más alta sería de 4,1% hasta 2030. Hay una meta de déficit fiscal de 2,4% y 2,2% del PIB para 2019 y 2020, respectivamente; teniendo en cuenta que la regla fiscal le permite al Estado tener un déficit de 2,7% en 2019, pero Carrasquilla confía en cerrarlo en ese 2,4% y reitera que “entre 2018 y 2019, el Gobierno realizará el ajuste más grande en el déficit fiscal desde que existe la Regla Fiscal, de 0,7 puntos del PIB”. Una tarea loable si se tiene en cuenta que la más compleja de los ministros de Hacienda no es poner impuestos, es ahorrar los gastos de la nación.

El Gobierno va a mejorar la eficiencia y focalización del gasto, protegiendo la inversión pública y para ello el gasto total equivaldría a 19% del PIB en 2019 y se irá reduciendo hasta llegar a 16,7% del PIB en 2030. La estrategia de ajuste del gasto público pretende generar ahorros entre 2019 y 2030 por cerca de 3,5% del PIB, distribuidos así: la focalización permitirá un ahorro de 1,5% del PIB, la modernización y eficiencia de la administración pública dejaría un ahorro de 0,7% del PIB y la sustitución de pasivos de alto costo ahorraría 1,1% del PIB. Está por verse si la factura electrónica y el fortalecimiento de la Dian estabilice los ingresos tributarios: por factura electrónica se espera disminuir la evasión de impuestos de 30% a 23% y que los ingresos tributarios adicionales pasen a 1,3% del PIB a partir de 2023. Se espera que la inversión -fruto de la Ley de Financiamiento- crezca 3,4% y llegue a subir 5,4% en 2020, gracias a que algunas de las medidas que contiene esa reforma tributaria entrarán a regir el próximo año.

Lo más importante en el optimismo del ministro Carrasquilla no es que siente las bases para un buen crecimiento, sino que prometa no hacer una nueva reforma tributaria, acción se suplirá con la venta de algunos activos de la nación. Siempre será mejor mirar las cosas en esa ruta, en lugar de seguir capturados por la desesperanza.

MÁS DE EDITORIAL

editorial 18/06/2021 La asignatura pendiente de la competitividad

Salió el último ranking de competitividad y Colombia retrocedió como consecuencia de la larga pandemia y los coletazos de los bloqueos por casi 50 días. se necesita una ruta

editorial 17/06/2021 El camino que demarca el marco fiscal

El Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé que el PIB crecerá 6% este año y 4,3% en 2022, al tiempo que espera petróleo a US$63, dólar a $3.667 y una inflación de 3% y 2,8%, respectivamente

Editorial 16/06/2021 El regreso de una nueva normalidad

Nada volverá a ser lo mismo que antes para Colombia, no sólo comparado con la vieja normalidad, sino por las cicatrices de unos 50 días de bloqueos y protestas

MÁS EDITORIAL