.
EDITORIAL Leve mejoría en índices de competitividad
miércoles, 29 de mayo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Fue publicado el primero de los indicadores y el país mejora, pero sigue con problemas estructurales en educación

Fue publicado el primero de los indicadores y el país mejora, pero sigue con problemas estructurales en educación

La competitividad de los países se mide bajo tres termómetros: el más antiguo lo elabora el Centro de Competitividad Mundial de la escuela de negocios IMD en Suiza; el segundo es del Foro Económico Mundial, WEF; y el tercero, el ‘Doing Business’ del Banco Mundial. En todos ellos, Colombia se encuentra entre los países del continente que peores indicadores muestra, pero este año todo empieza a cambiar.

 
El International Institute for Management Development, dio a conocer el Anuario de Competitividad Mundial (World Competitiveness Yearbook) que elabora el ranking de 60 economías. Para el IMD, “la competitividad se refiere a cómo una nación gestiona la totalidad de sus recursos y capacidades para aumentar la prosperidad de sus habitantes, y agrupa los determinantes clave de la competitividad en 4 factores y 20 subfactores: desempeño económico, eficiencia de gobierno, eficiencia de negocios e infraestructura”. Este ejercicio lo hace la universidad suiza desde 1989 y a Colombia nunca le ha ido bien, pues su crónica mala infraestructura, la poca eficiencia de los gobiernos anteriores y el regular desempeño económico nos han mantenido anclados en el fondo de la tabla. 
 
Los últimos lugares de Colombia en el ranking fueron: 51, 45, 46, 52 y ahora 48. No es un puesto para celebrar (son 60 países), pero sí para advertir que Colombia empieza a tomarse en serio este tipo de mediciones acerca de su competitividad y se está trabajando para ello. Lo más preocupante es el mal desempeño de lo que tiene que ver con el ítem de la infraestructura, que agrupa la educación, salud, ciencia, tecnología e infraestructura básica, es decir carreteras, puentes, autopistas, puertos, aeropuertos, etc. El año pasado en educación estábamos de últimos, ahora estamos solo dos puestos más arriba, un avance nulo que para nada debe alegrarnos, más bien encender las alarmas sobre lo que está sucediendo en el sector más importante.
 
En tecnología subimos de 56 a 55; en ciencia de 57 a 55; en salud seguimos en el puesto 45 y en la llamada infraestructura básica pasamos del puesto 51 al 47. El gran problema es que la competitividad es un asunto no solo de los gobiernos nacionales, locales y regionales, sino de las empresas y de las mismas universidades. El país, a pesar de contar con un Consejo Privado de Competitividad que agrupa importantes intereses, no ha podido andar a la velocidad necesaria para avanzar en estos escalafones internacionales.
 
Es prioritario que el Ministerio de Comercio Exterior, que también agrupa la industria y el turismo, además de Planeación Nacional como órgano rector, aprovechen esta pírrica mejoría en el IMD para tomarse el reto de ser competitivos en serio. 
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/06/2022 Las tributarias no se sueltan a cuenta gotas

La prometida tributaria del Gobierno electo puede condenarse a la misma suerte que sus anteriores si los funcionarios aún no nombrados empiezan a soltar “articulitos”

Editorial 25/06/2022 Desarrollar la capacidad de mirar los cambios

El país político viene experimentando cambios estructurales desde 1991, entender el nuevo país y las posibilidades que brinda es imperativo para medios, políticos y empresarios

MÁS EDITORIAL