.
EDITORIAL Las tareas concretas de los nuevos ministros
miércoles, 27 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Es cierto que el gabinete es para manejar el posconflicto, pero ese objetivo se alcanza con acciones para enfrentar todos los problemas.

Los nuevos ministros designados deberán acomodarse en el menor tiempo posible a una máquina en marcha, pues los sectores que tienen bajo su responsabilidad hacen parte de una agenda-país que debe profundizarse para mostrar resultados específicos en lo que resta del Gobierno, aunque resulta evidente en unas áreas más que en otras. Su trabajo será evaluado en función de las prioridades sectoriales, así el proceso para alcanzar la paz tenga la máxima importancia dentro de los objetivos del mandato presidencial, asunto que requiere sabiduría, paciencia y tolerancia.

Los proyectos ministeriales tienen que ver con soluciones concretas a los problemas. La nueva Ministra de Vivienda, además de continuar con el impulso al programa de soluciones gratis, debe darle un empujón al sistema de agua potable, cuyas deficiencias son evidentes en muchas ciudades intermedias. Requerirá coordinación con otros ministerios como Ambiente y Salud.

En Ambiente hay urgencias, pero quizá la más importante es la de recuperar la confianza en el modelo de licencias ambientales a cargo de la Anla, que luego de lo ocurrido con La Macarena perdió credibilidad. De nuevo la coordinación, en este caso con las corporaciones autónomas regionales es fundamental, aunque la realidad es que en este tema solo podrá haber una solución definitiva cuando esos entes sean objeto de una seria reorganización.

Pasada la amenaza de la crisis eléctrica, la lección dejada sobre los vacíos del modelo de regulación para garantizar el suministro debe ser parte de la agenda del nuevo ministro de Minas, incluyendo una revisión de algunos aspectos de la ley de servicios públicos. También deberá enfrentar los problemas de la industria extractiva, petróleo y minería, agobiada por menores precios internacionales pero también por un clima adverso para hacer nuevas inversiones. A la parálisis de la exploración petrolera no se le ha dado la importancia que requiere y ese es un tema del ministro.

Sin duda que el impulso a la infraestructura ha sido uno de los aciertos de la administración Santos para corregir el penoso atraso. Sin embargo, la ejecución de los proyectos es un asunto, que si se quiere, es más complicado que su formulación y cierre financiero, pues no es solo abrir vías, sino de coordinación interinstitucional que necesita gran tino, pero ademas de vigilancia y seguimiento para que los proyectos se hagan con transparencia, eficiencia y calidad. El seguimiento al programa de aeropuertos es otro asunto clave para el titular del Ministerio de Transporte, cuya estructura institucional da señales que preocupan frente a la magnitud de los retos. Las expectativas creadas por el Gobierno en el área laboral deberán ser manejadas por la nueva titular de Trabajo. Asuntos como la revisión de los pagos nocturnos y dominicales deben ser objeto de estudio que no afecten el clima de inversión y no se usen para obtener réditos políticos.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 23/07/2021 La variante Delta asusta, pero todo es distinto

La recuperación económica en los países desarrollados se ha ralentizado por el miedo a la variante delta, que no se puede despreciar, pero ahora hay preparación ante el covid

Editorial 22/07/2021 La carrera por el “cosmos empresarial”

En pocos días, Richard Brandson y Jeff Bezos revivieron una inédita carrera espacial, pero esta vez no son los gobiernos quienes están en franca competencia, sino las grandes empresas

Editorial 21/07/2021 El articulito que acabaría con más tributarias

La punta de lanza de la reforma tributaria solidaria es la lucha contra la evasión. la cárcel para los evasores tiene muchos detractores, pero sería la solución final

MÁS EDITORIAL