.
EDITORIAL

Las causas de seis presidentes en seis años

sábado, 10 de diciembre de 2022

En Perú es muy barato tumbar presidentes cada año, como el deporte nacional, la razón no es distinta al delito de “incapacidad moral permanente” que les diagnostica el congreso

Editorial

Si hubiese un mundial en el que concursaran los países en donde destituyen más presidentes, Perú estaría a la cabeza muy lejos del segundo y el tercer participante. La caída de Pedro Castillo y la posesión de Dina Boluarte, es un auténtico dèjá vu en el país andino roto socialmente por regiones divididas entre su gran capital, Lima, cosmopolita, urbana, floreciente, globalizada, legalista y con una clase media creciente, y unos extramuros selváticos, paramundos andinos habitados por indígenas pobres, campesinos analfabetas, pasivos ante el avance de los narcotraficantes que poco a poco descienden del Pacífico colombiano y ecuatoriano que coopta regiones a su paso para dedicarlas al comercio de cocaína y el lavado de activos.

El gran problema de Perú no es otro que su fractura económica, política y social, presa de populismos de izquierda y derecha, con una extraña y única constitución que ha institucionalizado la vacancia por incapacidad moral, presente en las constituciones peruanas desde 1839, que alude desde el siglo XIX a la incapacidad mental del presidente. Es un sencillo mecanismo fast-track mediante el cual el parlamento puede destituir al presidente de turno por “incapacidad moral permanente”, al que los mandatarios responden desconociendo el Congreso, que no es otra cosa que dar un golpe de Estado, lo que no los exime de sus responsabilidades. Lo curioso es que Perú mantiene una economía bastante sólida basada en las exportaciones mineras y agropecuarias, además de un turismo atractivo por sus riquezas antropológicas. La inflación no llega aún a los dos dígitos, la devaluación es de las más tolerantes de la región, frente a un dólar que vale poco más de cuatro soles peruanos, y lo mejor es que su PIB crece de manera sostenida desde la última década a un promedio de 3,5%, logrando que el desempleo también sea de un dígito.

La inestabilidad política peruana tiene varias explicaciones, pero la de mayor peso es la fractura económica, regional y social. Gentes andinas y selváticas son la mayoría y por lo general son determinantes en la elección del presidente, pero Lima, que concentra casi una tercera parte del país, nueve millones de 34 que hay en todo el territorio, domina siempre un Congreso más urbanita, mestizo y académico. Algo muy profundo sucede en Perú y es la frustración de sus gentes con los gobernantes que eligen, el congreso que nombran y la inoperancia de su sociedad a la hora de generar fuerzas de encuentro en torno a un solo país, con una misma identidad política, económica y cultural, pues Perú, como muy pocos en la región, puede autodenominarse por mayorías étnicas autóctonas.

El fracaso de la izquierda en Argentina, Venezuela y Perú (por ahora, pues se pueden sumar Brasil, Colombia y Chile), debe ser un campanazo de alerta sobre el fallido discurso de sus populismos en torno a la victimización histórica, debe pasar a las causas que generan la incapacidad de los líderes de proponer soluciones integrales más eficaces. Perú, tal como sucede con Argentina, Brasil y Venezuela, son países premiados por la abundancia de sus recursos naturales, pero castigados con líderes menores y populismos de izquierda que no hacen progresar a la gente, los reducen a la queja y victimización eternas, sin lograr las reformas necesarias para pasar de ser países con PIB mediocres y per cápitas pírricos que no van a ninguna parte.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 04/02/2023 La polémica del Metro, ejemplo de canibalismo

Torpeza, Corrupción, arrogancia, prepotencia y mezquindad, son los pecados de los políticos colombianos que le han Negado la posibilidad a Bogotá de tener un metro para sus habitantes

Editorial 03/02/2023 De las mejores noticias de los últimos años

La integración de las bolsas de valores de Lima, Santiago y Bogotá es un salto enorme en construir un mercado secundario atractivo para que haya un verdadero mercado regional

Editorial 02/02/2023 ¿Y si el parque automotor sigue creciendo, qué?

En 2023 el Sector automotor espera vender 260.000 carros y unas 750.000 motos nuevas, lo que se suma a los 18 millones de vehículos que ya andan por las mismas calles y carreteras

MÁS EDITORIAL