.
EDITORIAL Ideas para repatriar talento
jueves, 20 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Gobierno no solo debe preocuparse por traer talentos fugados, sino mantener formados a los que nunca se fueron.

“Se dice -y es muy cierto- que en nuestro país a nadie se le niega el título de “doctor”… No hay que ser médico ni haber estudiado un doctorado -que son los dos únicos casos en que este título es adecuado-. Basta con ser profesional o usar corbata para ganarse este honroso apelativo. Pensaba en esto mientras revisaba los detalles de este importante programa que lanzamos hoy, con el cual buscamos traer de vuelta al país a todos esos cerebros fugados que, por diversas circunstancias, se encuentran ejerciendo sus profesiones y realizando sus investigaciones fuera del país”. Con estas palabras el Presidente socializaba uno de los proyectos que pueden transformar el sector productivo colombiano, y más aún, la educación.

A través de Colciencias, el Gobierno le dará el apoyo a los colombianos que hayan obtenido título de doctorado en universidades extranjeras y quieran aportar al desarrollo social y económico del país. Se financiarán estancias posdoctorales en universidades, centros de desarrollo tecnológico y empresas, por todo nuestro territorio. El apoyo contempla sostenimiento mensual -libre de retenciones- durante dos años, beneficios tributarios y el cubrimiento de los gastos de instalación. Se tiene previsto financiar con hasta $150 millones -en cada caso- el desarrollo de los proyectos de investigación en los que se enmarquen las estancias posdoctorales.

Findeter, el Fondo Nacional del Ahorro, Icetex, Bancolombia, Codensa, Mazda, Telefónica y Seguros Sura, entre otras empresas, se han unido a este propósito que redundará en beneficio de la estructura empresarial. Dijo el presidente Santos que en la actualidad más de 3.000 colombianos, entre los 25 y 35 años, altamente calificados están desempeñando actividades de investigación e innovación en universidades, laboratorios e industrias en otros países. Sin duda algunas es un programa de alto calado que si resulta efectivo podrá mejorar el pésimo nivel educativo de los colegios, las universidades y de mucha de la industria nacional que no produce una patente en años.

Es una loable iniciativa jugársela por la educación de alta calidad, mayor innovación y atraer a los nacionales que por distintas circunstancias trabajan en otros países; pero no debe olvidarse a los ‘cerebros no fugados’, a los doctores que están metidos en las universidades, a los directores de centros de investigación empresarial y a todos esos jóvenes prometedores que no han podido hacer su doctorado, MBA, especialización o un mínimo diplomado aquí en Colombia. Por las circunstancias económicas del país, nuestros talentos deben trabajar y estudiar y pagar altos intereses a las cooperativas y a la banca comercial para poder hacer un curso de superación. Está bien por lo de ‘repatriar talentos’, pero también trabajemos por los que no se han ido.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

MÁS EDITORIAL