.
EDITORIAL

Hay que sacarle más provecho al dólar caro

martes, 7 de julio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El dólar caro es el aliado ideal para la sustitución de importaciones y el rediseño de las políticas de exportaciones colombianas. Es un buen momento.

El dólar caro es un gran aliado de las exportaciones y una posibilidad inigualable para desarrollar productos colombianos que sustituyan las crecientes importaciones, especialmente de productos del sector agropecuario. También es un incentivo indirecto para crecer el turismo local en reemplazo del internacional. En pocas palabras, son más las buenas cosas que trae el dólar caro que la tradicional revaluación del peso, un fenómeno que le pegó a la economía local por más de una década.

La última vez que el dólar costó $2.700 en el mercado interno fue el 21 de febrero de 2004, hace más de diez años, fecha en la cual empezó a caer de precio incluso hasta llegar a los $1.700. Si bien la revaluación del peso nos ayudó durante la pasada década a importar gran volumen de bienes de consumo, y una  cantidades de maquinaria para la industria, el beneficio para la economía colombiana siempre viene de la mano de la devaluación del peso, situación que nos permite pagar costos fijos de producción en moneda colombiana y vender en dólares. Era una coyuntura que venían pidiendo las empresas exportadores desde hace varios años, pero que las condiciones externas no lo permitían. Recordemos que irrigar el mercado mundial de dólares y ponerlos a bajo costo fue una de las políticas de recuperación impuestas por el otrora secretario de la FED, Ben Bernanke y que cambió radicalmente con la llegada de Janeth Yellen. 

El contexto internacional enrarecido por el ‘no’ de los griegos a las condiciones de ayuda brindada por la banca multilateral y la banca central de Europa, ha influenciado una disparada del dólar en los mercados emergentes y que bien le cae a las alicaídas exportaciones colombianas. Recordemos que las exportaciones nacionales cayeron en promedio 50% en lo corrido del año como consecuencia de los bajos precios del petróleo, que pasaron de US$80 el barril de crudo a US$60. Ahora con el dólar revaluado, esos costos del petróleo pueden recuperar en algo la caída en el precio internacional.

También es cierto que la noticia del dólar revaluado se ha disparado en las casas de cambio, situación que trae consigo la subida en simultánea de los tiquetes al exterior, de los gastos en otros países y de las importaciones en general. Pero es una situación que puede mantenerse por varios meses de tal manera que afecten las exportaciones y se pueda generar mano de obra y el desarrollo de proyectos con miras a aprovechar los tratados de libre comercio. Hay que sacarle provecho al dólar caro con la puesta en marcha de una política de incentivos a las exportaciones y a la promoción de planes de inversión industrial.

Este segundo semestre arrancó un una coyuntura idónea para que las autoridades agropecuarias y de comercio exterior le saquen jugo a la tasa de cambio que nos volvió competitivos por simples leyes del mercado.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 15/04/2024 Las bonanzas silenciosas e invisibles

Oro, café, petróleo y cacao, son algunas de las materias primas que experimentan inusuales repuntes en sus precios, auténticas bonanzas que hay que aprovechar para las vacas flacas

Editorial 13/04/2024 El petróleo dicta la línea que sigue el dólar

Los precios del petróleo continúan con su tendencia al alza por la incertidumbre que genera un posible escalamiento en el conflicto en Ucrania y el Medio Oriente

Editorial 12/04/2024 Para la reforma pensional hay más consenso

Si el Congreso no es inferior al reto y hace una reforma pensional bien hecha, se aclarará un pendiente social, debe hablarse de la edad de jubilación para no hacer una chapuza