.
EDITORIAL

El efecto covid no se acaba con el fin de año

martes, 15 de diciembre de 2020

Hay que redoblar esfuerzos para que todas las personas se protejan ante los contagios como si fuera el primer momento, así la vacuna sea una realidad, el problema está a lejos de soluciones

Editorial

Mientras el mundo desarrollado se desgrana en sus respectivos “días D” para comenzar a vacunar a sus ciudadanos más vulnerables, otros países periféricos, subdesarrollados, de frontera o simplemente incapaces de manejar estas situaciones, tendrán que aguantar varios meses más para empezar con sus respectivas jornadas de vacunación, incluso quizá, primero llegue la criticada inmunidad de manada que el mismo acceso a la vacuna.

Casi todos los países de Europa y de Norteamérica se han lanzado en pos de la aplicación de las recientes vacunas, luego de las aprobaciones respectivas por sus instituciones científicas que le dan el visto bueno a todo producto farmacéutico, alimenticio o de consumo masivo al que accede su población.

Esta carrera frenética, ahora por la vacunación, partió en dos la historia reciente del covid-19, que poco a poco se empieza a percibir como un hecho temerario, pero controlado en los países del primer mundo.

Esa percepción ingenua ha caído en Colombia en plenas fiestas de fin de año, como si el problema ya no existiera o se hubiera superado por el hecho de ver en Estados Unidos, Gran Bretaña o Canadá a personas recibiendo la vacuna comprada oportunamente por sus gobiernos, pero no es así; aún los contagios están en el nivel más alto, las UCI están a media capacidad y las muertes se cuentan por centenas cada día en todos los rincones del país. El virus está allí, no se ha ido y aquí la vacuna no está en el mercado.

Incluso, la sensación del año trágico que se va, de este 2020 que llega a su final con todas sus tristezas y miserias, suenan a sonsonete decembrino como si fuera un mantra de realidad deseada mas no real, pero no es así y el país puede comenzar un 2021 con muchos contagios, muchas muertes y aún con la estrategia de vacunación sin la claridad. No se puede bajar la guardia y es un imperativo que las autoridades apliquen las sanciones a comercios, empresas e instituciones que no hacen respetar las prohibiciones.

Muchos de los países asiáticos otrora pioneros de los buenos esquemas de control de la propagación del virus, tales como Taiwán o Corea del Sur, no han aflojado sus férreas disciplinas, incluso las han extremado.

En Europa, las cosas no son muy distintas, países como Alemania extendió su cuarentena estricta hasta el 10 de enero, al tiempo que ha emprendido su plan de vacunación, pero sin lanzar u grito de victoria sobre el virus, tal como está sucediendo en países subdesarrollados que no tienen la vacuna y han relajado los controles.

Un eventual confinamiento en Colombia porque las cosas en diciembre se “desmadraron”, sería la peor noticia para la recuperación económica y la necesaria generación de empleos formales.

Tener que decretar otra emergencia, aplicar nuevas cuarentenas o que se cierren las fronteras aéreas o terrestres con otros países por ser un foco incontrolado de covid, es un escenario no descartable si las personas no son conscientes de que la mala hora no ha pasado y que el virus está allí sin control ni vacuna.

Entramos a una época en la que la sincronización de los hechos y las acciones deben ser perfectas para poder montarse en una ola real de reactivación, pero todo depende de los deberes de las personas durante esta crisis que no se ha superado y al Gobierno le corresponde apurar y anunciar cómo será el plan de vacunación.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/02/2024 El peligroso fantasma del crowding out

Que la economía esté en negro por aporte del sector público y su gasto, mas no por acción productiva del sector privado, significa que la primera víctima es el pago de impuestos

Editorial 21/02/2024 En el acceso a viviendas puede estar la respuesta

En Gran Bretaña se está dando un debate sobre el gran desengaño de la sociedad por no tener acceso a vivienda, un drama que en Colombia pasa en silencio y que puede capitalizarse

Editorial 20/02/2024 Bienvenida la autonomía fiscal de las regiones

Poco a poco se abre una gran caja de Pandora en la forma como está organizado el país político y fiscal, permitir que las regiones puedan avanzar en la autonomía es un salto