.
EDITORIAL

El crecimiento a los ojos de la Ocde: 2,8%, 3% y 3,3%

lunes, 9 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El nuevo termómetro económico nacional es ‘el club de las buenas prácticas’, y para ellos, el crecimiento es distinto al que aquí vivimos.

En las últimas horas se conocieron las previsiones de crecimiento según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) para Colombia en 2015 (2,8%); 2016 (3%) y 2017 (3,3%). La gran conclusión de esas cifras no es otra que entramos en una coyuntura de bajo crecimiento en donde la austeridad, la productividad y la buena administración económica deben ser imperativos para los gobiernos locales, regionales y el nacional, y por supuesto para las empresas. Un bajo crecimiento dice muchas cosas al futuro, quizá el más importante es que vaticina que la generación de empleo será muy deficiente o por lo menos menor a la que el país necesita para sacar a millones de colombianos de la pobreza.

Dice la Ocde que “los flujos comerciales globales han caído peligrosamente a niveles asociados generalmente a una recesión mundial, aunque las medidas adoptadas por China y otros países deberían garantizar una reactivación en 2016”. La institución recortó su pronóstico de crecimiento mundial de 2015 de 3,0% al 2,9% en su informe semestral sobre perspectivas económicas. Hace solo un año el ‘club de las buenas prácticas’ había pronosticado que la economía mundial crecería 3,7% en 2015, pero desde enero la cifra se está revisando a la baja con claras señales de recesión en los países emergentes.

La Ocde espera que el crecimiento de la economía se ubique en 3,3% el próximo año gracias a las medidas de estímulo en China, aunque será menor que el 3,6% que esperaba antes, para acelerarse al 3,6% en 2017. El PIB de Estados Unidos crecerá 2,4% para este año; 2,5% para 2016 y 2,6% para 2017. Para los países europeos que conforman la zona euro la estimación también se redujo a 1,5% este año y 1,8% el año que viene. El dato para China se revisó al alza de 6,7% se subió a 6,8% para 2015 y para 2016 se mantienen en el 6,5%. Claramente se entra en una coyuntura de bajo crecimiento y de incertidumbre.

¿Qué debe hacer el Gobierno Nacional ante las bajas cifras de crecimiento pronosticadas por la Ocde corroboradas por la realidad nacional? Está claro que la segunda administración Santos debe acelerar el plan contracíclico para la economía y monitorear la ejecución de los presupuestos desde las entidades públicas, particularmente las regionales. El llamado Pipe 2.0 ya se presentó, fue aceptado y se sentaron unas bases sobre el pilar de la construcción de obras públicas, proyectos comerciales y de viviendas de todos los estratos, pero el tema está en un segundo plano dada la coyuntura electoral de los últimos meses. Es un imperativo para los ministerios de gran participación en la inversión social (Agro, Vivienda) que se mueva la economía, no solo para darle dinámica a los proyectos, sino para que el sector privado pueda beneficiarse del consumo que se desprende de la dinámica institucional.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 13/07/2024 La Selección y otros propósitos nacionales

Está claro que solo el fútbol une a Colombia y que gane la selección es el propósito nacional, pero ¿qué otros propósitos de bien común debe tener un país huérfano de grandes victorias?

Editorial 12/07/2024 Las lecciones empresariales de la Selección

Colombia está en modo fútbol por el excelente desempeño deportivo de la selección, como consecuencia de las buenas decisiones en la administración del recurso humano

Editorial 11/07/2024 Los ministros deben ser ministros

En temporada de cambio de ministros llama la atención el perfil de los nombrados y los retos que tienen por delante, y si en algo yerra el Presidente, es en nombrar idóneos