.
EDITORIAL

Confianza en las pensiones privadas debe crecer

sábado, 22 de abril de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Los fondos privados  deben sensibilizar más sobre las bondades de su modelo para avanzar en la confianza y en el mercado de la jubilación

 

Está claro que esta administración nacional, que termina su periodo el próximo año, no logró avanzar en la necesaria reforma pensional que cada día se hace más urgente para las insostenibles finanzas nacionales. Pero eso es solo parte del problema y se está abusando de la excusa de las finanzas públicas como exposición de motivos del crítico panorama de las pensiones en Colombia. Las cifras hablan por sí solas: hay 20,6 millones de afiliados al sistema de pensiones: 6,45 millones están en el régimen público, es decir en Colpensiones (modelo heredero del desaparecido Seguro Social) y 14,12 millones que guardan sus pensiones en los fondos privados, como Protección, Porvenir, Old Mutual o Colfondos. Desde 1993 cuando empezó el régimen de dos sistemas, el mercado se ha ido configurando de la siguiente manera: 84% de los afiliados a los fondos privados tienen menos de 45 años y solo ha logrado darle la pensión a unos 115.000 clientes; mientras que el régimen público, Colpensiones, tiene 1,25 millones de pensionados con edad promedio de 58 años, la razón es que la tasa de crecimiento de los pensionados en Colpensiones es de 2%, mientras que en las llamadas AFP es de 20%. Esta situación se genera a pesar de que los privados les recomiendan masivamente a las personas que les consultan pasarse al sistema privado antes de que no puedan hacerlo, es decir a los 52 años para los hombres y 47 para las mujeres. En pocas palabras el negocio de los fondos privados -a los ojos del mercado de las pensiones- es manejar los ahorros de sus clientes entre los 21 y 52, aproximadamente, y luego pasárselos al Estado a través de su fondo público. Es una situación que ha ido creciendo a razón de que cada vez es mayor el número de personas que se pasan al régimen de prima media como es conocido técnicamente. Esto hace que haya un halo de desconfianza en los privados pues a pocos cincuentones se les recomienda seguir con sus ahorros en las AFP. Por todo lo anterior es un imperativo que los privados hagan campañas para sensibilizar su propuesta de valor, sus incentivos y evitar seguir aumentando la carga pensional del Estado, es decir, aumentando el temido déficit, motivo por el cual se pide a gritos una reforma. ¿Por qué la reforma? Se habla de tres cosas: sostenibilidad: los fondos dicen que las cuentas nacionales no pueden seguir soportando pagar $38 billones al año en pensiones. Equidad: tal como está compuesto el cálculo de las mesadas pensionales, entre más altos sean los ingresos de la persona, más alto es el subsidio que recibe. Cobertura: se cree que solo 35% de los trabajadores cotiza regularmente, y los estudios de los que ha hablado Porvenir dicen que 8% de las personas en Colpensiones se jubilará, mientras 30% de los que lo hace en las AFP llegará a ese objetivo. El tema es crucial y debe tomarse muy en serio porque en él está el futuro de los trabajadores y de las finanzas públicas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 30/05/2024 Las claves para un paquete de reactivación

El nuevo ministro debe presentar un plan de reactivación que desarrolle la misión de su cartera: más industria, comercio y turismo, hacer lo que corresponde en un mal momento

Editorial 29/05/2024 ¿Qué va a pasar con el sistema de salud?

El retiro voluntario de Sura y Compensar, más la intervención de Sanitas por parte del Gobierno, configura la reinvención del sistema de salud, sin propuestas a la vista

Editorial 28/05/2024 Al país político le están poniendo la agenda

Ahora resulta -se empieza a percibir- que la gran necesidad de Colombia es una constituyente o un referendo, idea instalada por adoradores del poder y el dinero público