.
ANALISTAS No hay que subestimar
jueves, 23 de mayo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Los extranjeros que emigran y se establecen en EE.UU. son 34% más propensos a iniciar un negocio que las personas nacidas en los EE.UU.. Las comunidades diáspora, aquellos que se han establecido fuera de sus países ancestrales, como los venezolanos que viven en Colombia o los cubanos que viven en Miami, han logrado el éxito empresarial alrededor del mundo. ¿Qué los hace diferentes?

 
Esta fue una de las preguntas que le hice a varios panelistas en un debate que moderé durante el Foro global de la diáspora recientemente en Washington,. El Departamento de Estado de EE.UU. organizó el foro como una manera de alentar y empoderar a la diáspora en los EE.UU. y promover el espíritu empresarial, la innovación, la filantropía y la diplomacia. Hubo una serie de conclusiones importantes acerca de la influencia, el poder y el alcance de las comunidades diáspora. Aquí hay cinco que se deben tener en cuenta cuando se hacen negocios en todo el mundo.
 
Número uno: los empresarios diáspora parecen tener esa salsa especial -una mezcla de trabajo duro, determinación, toma de riesgos y grandes sueños, que se requieren para crear un negocio exitoso. Han sido forzados o han elegido irse de su país en busca de una vida mejor.
 
Número dos: Una vez que logran el éxito en el extranjero, estas comunidades de la diáspora tienen la oportunidad de tener un impacto positivo en su país de origen. Sin embargo, tienen que hacer algo más que enviar su dinero. Tienen que traer lo que han aprendido e invertir en las comunidades locales. Ellos tienen una gran oportunidad para romper el status quo -un miembro del panel que lideré abrió una granja energéticamente eficiente de cerdos en Kenia y animó a sus trabajadores ofreciéndoles acciones en el negocio.
 
Número tres: los empresarios diáspora tienen una gran oportunidad de involucrar y empoderar a la mujer. En muchos países de América Latina, Asia o África, el potencial productivo y empresarial de las mujeres es subutilizado . Los empresarios inmigrantes pueden obtener una ventaja en sus países de origen mediante el reconocimiento de esta situacion y trabajar con las mujeres.
 
Número cuatro: los empresarios diáspora están logrando el éxito al trabajar con otros inmigrantes y yendo más allá de sus países de origen para hacer negocios. Se están dando cuenta de los beneficios de conectarse con diferentes países de su región. Por ejemplo, la compañía de aprendizaje de idiomas Open English, fundada por un par de venezolanos, no solo ha sido exitosa en Venezuela sino en toda América Latina. Ahora están planeando ir más allá de la región para alcanzar estudiantes en Rusia, Turquía y China.
 
Número cinco: Las leyes de inmigración son un gran desafío para los empresarios diáspora, pero la reforma presenta una oportunidad para países receptores. La mayoría de los empresarios con los que hablé en el foro de Washington citaron el confuso sistema de inmigración de EE.UU. como su principal obstáculo para desarrollar más negocios. Algunos están decidiendo establecerse en otros países.
 
Atraer a inmigrantes talentosos que están empezando y expandiendo sus empresas es una gran oportunidad. El Congreso de EE.UU. está finalmente tratando de reformar estas leyes y otros países como Chile están haciendo todo lo posible para atraer a inmigrantes con talento para crear empresas.
 
* Editor económico de Noticias Univision