.
ANALISTAS Maratones anuales
lunes, 8 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Participar en una maratón requiere de tres o cuatro meses de preparación específica, además del trabajo de gimnasio. La vida laboral de muchos corredores aficionados les permite soñar con participar en cuatro maratones, pero en realidad, no tienen el tiempo suficiente para concretar una rutina de fortalecimiento.

En ese caso es mejor reducir a dos el número de maratones al año, dándole la oportunidad al cuerpo de descansar y recuperarse del kilometraje acumulado. Una buena preparación puede comenzar con dos meses de preparación general; al menos tres meses de entrenamiento específico (incluidos entrenamientos de fondo y velocidad); y después de la carrera, un mes de descanso activo, donde se hará poco atletismo.

El número de maratones al año también depende del nivel de entrenamiento y de los objetivos fijados, pero generalmente por salud y rendimiento, lo mejor es no realizar más de dos al año. Es una carrera de larga distancia que requiere tiempo de preparación y un descanso de varias semanas (hasta 6), a pesar de que nuestra motivación nos haga sentir listos para otra carrera seis días después.

Lo más recomendable después de correr 42 kilómetros es un descanso total, al menos de una semana. El organismo necesitará recuperarse para no arriesgarse a lesiones al momento de reanudar los entrenamientos; será igualmente importante recuperar fuerza y equilibrio muscular. Hay que hacer muchos ejercicios de estiramiento y de fuerza (sobre todo abdominales), y para “recrear” ciertos movimientos musculares, son aconsejables otros deportes.

El primer mes habrá tiempo para la organización de próximos objetivos y para recuperarnos psicológicamente, ya que el agotamiento mental afecta la capacidad de sufrimiento y concentración. Por eso es importante renovar nuestra fuerza psicológica; para empezar con excelente motivación nuestro siguiente ciclo. No lo olvide: el descanso también es parte vital del entrenamiento.