.
ANALISTAS La muy posible recuperación de los precios del café
martes, 28 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Para nadie es un secreto que la casi totalidad de los productores mundiales de café arábigo -con la excepción de los países africanos- están produciendo a pérdida. Inclusive en Brasil hasta los productores mecanizados se quejan de estas, no obstante una devaluación de 50%, en los dos últimos años. Esta coyuntura tendrá como consecuencia una caída de la producción en mínimo un 10% tal y como ocurrió a la ruptura del Pacto Mundial de cuotas a la exportación de café.

Sin embargo, las circunstancias actuales son mucho más críticas que las de aquella época ya que a la ruptura del pacto existía un mejor nivel de inventarios, climas mundiales más estables, menos plagas, bajos precios de energía, fletes, fertilizantes y fitosanitarios -barril de petróleo barato- y caficultores más sólidos económicamente después de tres décadas de franja de precios rentables.

Hoy los productores prácticamente están sin inventarios, el cambio climático es un hecho afectando frecuentemente producciones donde nunca lo había hecho, las plagas como la broca y la roya -entre otras- se extienden dramáticamente, los costos de insumos a precios altísimos paralelos con los incrementos de los del petróleo y los caficultores en la ruina después de dos décadas de precios inestables. La producción de café esta en el “el circulo de la muerte”. 

Por su parte los consumos mundiales crecen constantemente a ritmos de 2,5% a 3% y en mucha mayor proporción en los países emergentes donde se observan crecimiento hasta entre 4% y 5% como consecuencia de nuevos y dinámicos mercados en Asia, Europa Oriental y Medio Oriente.

La conclusión es lógica: ante una producción a pérdida y por lo tanto decreciente y un mercado de consumos crecientes la recuperación de los precios se tiene que dar más temprano que tarde. Ya se escuchan comentarios aceptando suministros estrechos de los mismos tostadores que hace poco hablaban de sobre producción. “Mataron la gallina de los huevos de oro y ahora se asustan con las plumas”

Para una mejor comprensión de las afirmaciones en esta columna, la producción mundial promedio de los últimos dos años -sin ninguna afectación climática- fue de 147 millones de sacos y los consumos para el presente año se proyectan en 149 millones creando un déficit de 2 millones. Para la próxima cosecha se proyecta una producción de 148 millones -suponiendo fertilizaciones, mantenimientos y climas adecuados y el control de la roya en Centroamérica-  contra consumos de 153 millones, generando un nuevo déficit de 5 millones y así sucesivos déficits hacia el futuro.  

Se debe tener en cuenta que los incrementos en la producción mundial en casi 10% de los años 2012 y 2013 se apoyaron en densificaciones durante la década y fuertes fertilizaciones para esas cosechas gracias a los buenos precios de los dos años anteriores a este periodo. Ninguna de estas  circunstancias está presente para la actual y futura cosecha como también es posible una inclemencia climática. Un estornudo en el clima de Brasil, Vietnam o Indonesia  sería una pulmonía en el mercado mundial del café. 

En buena hora el actual gobierno ejecuta una fuerte acción de soporte al cultivo de café cuyos beneficios en el sector rural y en la economía en general, se observaran en el futuro cercano y finalmente los recursos del PIC podrán destinarse a otro sector agrícola

Adendum. Paz en su vida eterna a Jorge Hernández, un colombiano ejemplar, y un fraternal saludo de solidaridad con su familia y compañeros de El Colombiano y La República de los cuales fue su padre, socio  y directivo exitoso.