.
ANALISTAS El futuro de internet
viernes, 2 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Durante siglos, la habilidad para comunicarnos estuvo limitada a las personas con las cuales convivíamos.  La escritura figura como el primer paso para superar esta limitación, porque nos permitió comunicarnos con otras personas separadas de nosotros por el espacio y el tiempo. Con el telégrafo y el teléfono se avanzó al posibilitar la comunicación en tiempo real con cualquier ser humano en cualquier lugar del planeta. 

La interconectividad nos ha permitido compartir conocimientos e ideas, con las cuales, a su vez, han progresado aún más las sociedades.  Pero el desarrollo de la Internet ha acelerado este proceso como nunca antes en la Historia. 

Igualmente importante ha sido la posibilidad de conectar sensores remotos a la Internet y a las conexiones de las computadoras por los satélites terrestres. Se estima que en el año 2020 el 40% de todos los datos que viajen por Internet serán generados por comunicaciones entre máquinas, sensores remotos, cámaras… Marchamos a lo que se llama hoy el Internet de las Cosas -(IoT)– Internet of Things.. 

Cada computadora, cada máquina, cada sensor requiere una dirección numérica. Por allá en 1980, la Versión 4 del Protocolo de Internet, tenía el potencial de crear direcciones numéricas limitadas al número dos elevado a la potencia 32. En este momento se trabaja en la Versión 6 de Protocolo de Internet, la cual permitirá direccionar el número dos elevado a la 128. Se estima que la Versión 6 será útil por décadas, por siglos quizá.  

Mientras esto sucede, en la Universidad de Michigan están probando un dispositivo para las comunicaciones llamado el Michigan Micro Mote, el 3M, de un milímetro cúbico de tamaño, el cual incluye procesador, almacenamiento de datos, sensores, comunicación inalámbrica y se carga por medio de una celda solar. 

Todo, las vías, los puentes, los electrodomésticos… todo se comunicará por Internet de una manera que nadie se imaginó hace algunos años. Por ejemplo, las llaves ya no se perderán. Los electrodomésticos, los vehículos… programarán y anunciarán la necesidad de reparaciones y revisiones. 

Pero estas nuevas tecnologías conllevarán sus problemas.  La seguridad y la privacidad figuran dentro de los principales problemas. El impacto sobre la libertad personal de los gobiernos, las compañías de seguros, las empresas competidoras, los terroristas… será significativo.  No será difícil saber que usted viaja todos los días a su oficina a las 8:00 a.m. y que pasa por el puente tal. 

Como regla general, mientras más complejo es algo, mayores oportunidades existen para que opere en formas contrarias a las expectativas correctas. Como regla general, asimismo, las redes incrementan su valor con el crecimiento, en la misma forma que el agregado de células en un organismo adquiere capacidades superiores a las células individuales.  Esta nota se basa en una publicación de Richard Yonck en la revista The Futurist.