.
OCIO Que no panda el cúnico, un legado sin fecha de vencimiento
sábado, 29 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co

“Para que quieren mi perfil si soy más guapo de frente”, así se definía Roberto Gómez Bolaños en su cuenta en Twitter, el hombre cuya cara ya no volveremos a ver, al menos en vivo y en directo, porque su sonrisa y sus chistes se apagaron ayer, dejando a toda una generación preguntándose y ¿ahora, quién podrá defendernos?

El comediante mexicano marcó el humor latino con la historia de un superhéroe falto de habilidades, lleno de torpezas y un huérfano con mini tragedias que nos enseñó la importancia de la bondad y la familia que se construye por la vida, a la que no la une la sangre, sino el amor desinteresado.

El mismo año en que las bolsas del mundo se sumirían en su peor crisis, dando origen a la gran depresión, Ciudad de México le daba la bienvenida a quien trabajaría por las sonrisas de una región a la que la televisión le ayuda a olvidar el horror de la violencia y la pobreza, entre otros muchos males. Así las cosas, Gómez Bolaños lloró por primera vez el 21 de febrero de 1929, lo demás en su vida sería trabajo duro, creatividad, frases que hoy hacen parte de la posteridad y mucho amor.

No contaban con mi astucia
‘El Chavo del 8’ y el ‘Chapulín Colorado’ no fueron un performance de un niño, sino de un hombre de 42 años, cargado de sueños, que un día contestó a un aviso de trabajo y se encontró dedicándole el resto de su vida a escribir un programa de humor que terminaría dando universalidad a sus chistes y traduciendo las ocurrencias de La Vencidad y todos los personajes que de allí se desprendieron, a 50 idiomas. El primero de estos shows fue lanzado en la parrilla de Televisa el 20 de junio de 1971.

“Chespirito es un fenómeno televisivo y su carrera es lo que es gracias a la TV. Fue publicista y escritor, pero para su legado fue determinante que empezara a trabajar para el antiguo Canal 8. La TV lo hace relevante, lo lleva a ser lo que es y sus productos se masifican por su existencia. Era un creativo, pero se da cuenta que eso no era lo suyo y un día va por la calle y decide atender un anuncio de solicitud de trabajo. Llega y hay una fila de productores y escritores, y se va por la corta (la segunda). Creó el Chavo del 8 cuando tenía 42 años, lo que nos enseña que siempre se puede empezar, no importa la edad”, recuerda Luis Carlos Ávila, autor de ‘Me lleva el chanfle, Chespirito y la comedia televisiva latinoamericana’. En ese momento, hace 43 años, empezó el camino que le daría vida no solo a estos dos íconos, sino al Chómpiras, al doctor Chapatín, Chaparrón Bonaparte, Don Ramón, Quico, la Chilindrina, Doña Florinda, el profesor Jirafales, Doña Clotilde y el señor Barriga, entre muchos otros.

Según Forbes, la Vecindad lograba un promedio de 91 millones de televidentes diarios al sumar sus emisiones en todo el continente americano. Lideró en puntos de ratin las franjas de Galavisión para las edades de 6 a 11, 18 a 34 y 18 a 49, y en Brasil, donde era transmitido por SBT, logró quitarle mucho mercado a las franjas de Globo, que estaba en el primer lugar.

La publicación norteamericana también recuerda que casi tan abrumador como su éxito eran las cifras asociadas a sus productos, pues entre 1992, cuando dejó de producirse (fueron 1.300 episodios en 24 años) y 2012, el Chavo del 8 logró US$1.700 millones en derechos para Televisa. Esto, señala la publicación, prueba que cada episodio generaba cerca de US$1,3 millones.

Se estima que las ganancias de mercado y otras comercializaciones de productos generan unos US$24 millones para Televisa, cada año. A todo esto habrá que sumarle lo que recaude en taquilla la película animada del Chapulín Colorado que llegará a las salas el próximo año.

Sumado a su paso por la TV, Chespirito actuó en más de 18 películas e hizo teatro. Con la obra 11 y 12 visitó Colombia en 2009.

Para Mario Morales, analista de medios, la del mexicano “es una actitud de contracartel con humor, paródica, que logra interpretar mediante el sarcasmo lo que pensamos los latinoamericanos acerca del mundo. Es un lenguaje universal, urbano, de barrio, de esquina, intérprete de el último cuarto del siglo pasado, pero vigente en el imaginario nuestro lo que lo llevará a convertirse en clásico de las narrativas latinoamericanas”.

¡Síganme los buenos!
Antes de romper todos los récords en medios masivos, él era un hombre de familia y academia. En 1945 empezó a estudiar ingeniería en la Autónoma de México, pero nunca terminó. Cinco años después fundó la agencia Publicidad D’arcy y se dedicó a eso.

A comienzos de la siguiente década, se casó con Graciela Fernández, con quien vivió 23 años y tuvo seis hijos: Graciela, Roberto, Teresa, Paulina, Cecilia y Marcela Gómez Fernández.

En 2004, luego de más de 15 años de relación, se casó con su compañera de set, Florinda Meza, relación que mantuvo hasta el último día.

Las opiniones

Mario morales
Analista de medios

“Gómez Bolaños marca para toda América Latina la recuperación de los módulos televisivos desde una perspectiva de identidad, idiosincracia y de la manera como somos”.

MÁS DE OCIO

Turismo 25/09/2021 Estas son las zonas autorizadas para practicar deportes extremos en Colombia

Rápel o rafting son algunas de las actividades que más se buscan cerca a las grandes ciudades como opción del fin de semana

Deporte 22/09/2021 Estos son los libros más recomendados para los runners o los aficionados del atletismo

El atletismo es uno de los deportes más practicados en el mundo, y para sus fanáticos, hay lecturas basadas en corredores referentes

MÁS OCIO