• Agregue a sus temas de interés

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

La rigurosidad de la investigación, el profesionalismo en el manejo de fuentes y la precisión al constatar la información, fueron algunos de los aspectos que hicieron merecedores de dos importantes premios a periodistas del diario La República, la semana anterior.

Son el editor Rogelio Vélez Mendoza y Esteban Guerra Camargo, dos jóvenes con diplomas de maestría que apenas empiezan a cultivar su experiencia en esta profesión, pero cuyo esfuerzo ya fue reconocido con el Premio Iberoamericano IE Business School, y el Álvaro Gómez Hurtado.

Son dos debutantes en el periodismo, pero con una amplia cultura de calidad heredada de su juicioso paso por las aulas. Como Rogelio, nacido hace 30 años en Montería, Córdoba, quien es magíster en historia de la Universidad de Los Andes, becado por Colciencias. Hoy se desempeña como editor de la sección Globoeconomía, y su investigación ‘Economías que pueden dar fe de la rentabilidad de alcanzar la paz’, publicada en LR en septiembre de 2012, fue galardonada con el Premio Iberoamericano de de Periodismo Económico del IE Business School.

Vélez estudió Comunicación Social en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, y cuando hizo sus prácticas en el programa ‘Rojo y Negro’, el equipo de trabajo recibió un premio India Catalina. Luego de ser becado y terminar su maestría, se vinculó a LR. “Cuando terminé la maestría, necesitaba algo de experiencia laboral, y ahí fue que apareció esta oportunidad en LR. Arranqué en septiembre de 2011”. Al periódico entró como periodista de la sección de Globoeconomía, y en menos de un año ya estaba convertido en editor.

De acuerdo con Vélez, lo más importante de su trabajo es ofrecerle al lector textos más analíticos y profundos que los que se encuentran en las noticias que tan solo registran el hecho básico. En línea con ese espíritu analítico, el trabajo que le dio a Vélez el premio exploraba el efecto económico del fin del conflicto armado en varios países. Un marco de referencia para las incipientes negociaciones con las Farc.

Vélez analizó los datos del crecimiento del PIB del Fondo Monetario Internacional (FMI), hizo un rastreo en medios para conocer la situación de cada uno de los países, habló con diferentes expertos en temas económicos y de paz, y demostró que la paz es rentable. Y mucho. La IE Business School es una institución en Madrid, prestigiosa internacionalmente por sus programas de educación en negocios y administración.

El otro periodista galardonado de LR es bogotano, y tiene 26 años. Esteban Guerra, ganador de un premio ‘Álvaro Gómez Hurtado’, entregado por el Concejo de Bogotá, estudió comunicación social y periodismo en el Politécnico Gran Colombiano, y tras terminar su carrera cursó la maestría en periodismo de la Universidad del Rosario y revista Semana. Hizo parte de la primera promoción, tras un riguroso proceso de selección entre más de 120 candidatos de todo el país.

Tras su graduación, consiguió su trabajo en LR. Comenzó como periodista de la sección de empresas. Luego de tres meses, el joven periodista fue reubicado en la sección de Vida, hoy en día NegOcio, en la que estuvo muy a gusto. Tras cuatro meses allí, el director de LR, Fernando Quijano, le pidió que cubriera los temas mineros para la sección de Economía. “Un día el director me dijo que me tenía que encargar de los asuntos minero-energéticos. Me tomó por sorpresa, yo estaba contento en Vida (hoy NegOcio), pero Fernando (Quijano) puso la confianza en mí para encargarme de esta fuente tan importante”, recuerda el periodista.

Ya hace 8 meses que es el encargado de los asuntos mineros energéticos en el periódico. “Lo vi como un reto muy grande, porque es una fuente que usa un lenguaje muy técnico, pero lo rico es que uno todos los días está aprendiendo”. Curiosamente, el trabajo que le dio a Guerra el premio, que es entregado por cubrir temas de Bogotá, no tuvo nada que ver con minas. Fue un tema sobre la situación de los carreteros en la capital, ante las políticas para manejar el fenómeno emprendidas por el alcalde Petro. ‘Carretas, un negocio que se resiste a desaparecer’ fue el artículo que se publicó en marzo de este año. Guerra habló con carreteros y con los encargados de la Alcaldía de Bogotá, y demostró que las soluciones propuestas por la entidad para que los carreteros abandonaran sus vehículos no eran la mejor alternativa para los trabajadores. Además, hizo una radiografía de un caso de economía popular que inunda las calles de muchas ciudades del país. Una muestra de cómo un caso particular, puede retratar una problemática general.

No hay que confiarse por los galardones
Para Mario Morales, docente de la Universidad Javeriana, “los premios son palmaditas en la espalda del pasado, y si bien son una gran alegría para el ganador, los periodistas no pueden fiarse de los premios ganados, debido a que ellos, como los futbolistas, se juegan su prestigio con cada nueva nota que hacen, con cada nueva palabra que escriben a diario”. El director académico de la maestría en periodismo de la Universidad del Rosario, Álvaro Duque, explicó que los premios muchas veces se ganan por saber estar en el momento adecuado.

Las opiniones

Álvaro Duque
Director maestría en periodismo de la U. Rosario
“Muchas veces hay trabajos periodísticos buenos que se quedan por fuera de los concursos, porque no se encuentran inscritos”.

Mario Morales
Docente y Magíster de la U. Javeriana

“Los periodistas no pueden fiarse de los premios ganados, debido a que se juegan su prestigio con cada nueva palabra que escriben a diario”.