Luego de llegar a un nivel de 99% en la venta oficial de las boletas, en la reventa se vieron cambios superiores a 150%

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

En el negocio del entretenimiento en vivo, si bien, antes de que una boleta salga a la venta, su precio se define por temas como el alcance del artista; incluso su organización o no dependen por la cotización del dólar (por lo que Colombia se quedó sin conciertos como el de Iron Maiden para 2019 o Metallica en la gira de 2020).

Pero después de que las boletas de los conciertos salen a la venta, si un evento es muy popular y llega al Sold Out, entra en fase de reventa. Eso ya pasa con la presentación de Kiss, quienes estarán el 30 de abril en Bogotá. Al ser una de las bandas más importantes del rock, en menos de un mes llegó al 90% de ventas, y hoy en día están en 99%.

Como de siete localidades, seis están totalmente vendidas, los precios en la reventa ya superan hasta 150% sobre la tarifa original en portales web. Incluso los costos crecieron más que el de otros conciertos importantes del primer semestre como Backstreet Boys (1 y 2 de marzo), y Maroon 5 (14 de marzo).
Pero esa volatilidad informal en los precios creció aún más, cuando boletas de $450.000 se negocian hoy por más de $1 millón, luego de que creciera el rumor de que junto a Kiss iba a estar en tarima David Lee Roth, vocalista original de Van Halen.

Esto, para los aficionados es un pretexto para querer asistir a ese concierto, el problema es que cada día las entradas son más costosas en reventa.