La marca Ki No Bi, fundada en 2014, utilizará los fondos para una nueva destilería en Kyoto

Bloomberg

Pernod Ricard SA, el productor del vodka Absolut, está invirtiendo en ginebra japonesa como parte de la estrategia del responsable ejecutivo, Alexandre Ricard, de aprovechar el crecimiento más rápido de marcas de gama alta.

La marca Ki No Bi, fundada en 2014, utilizará los fondos para una nueva destilería en Kyoto, Japón. Pernod Ricard no reveló el tamaño de la inversión. Los fundadores David Croll, Noriko Kakuda Croll y Marcin Miller mantendrán sus roles en la compañía.

Ki No Bi se agregará a The Gin Hub, una unidad de marcas, en su mayoría de alta gama, entre las que se incluyen Monkey 47, Plymouth y Malfy, señaló el directivo.

Ricard, el tercer miembro de la familia en dirigir la empresa desde que su abuelo fundó el licor con sabor a anís del mismo nombre, ha reestructurado la línea de la marca mediante la adquisición de licores en categorías de rápido crecimiento como el bourbon artesanal y el mezcal. El directivo ha vendido marcas con menos caché como Paddy Irish Whiskey y el grupo de brandies Domecq.

Una botella de Ki No Bi de 70 centilitros se vende a US$75 en Totalwine.com, lo que la convierte en una de las ginebras más caras vendidas por Pernod Ricard.