martes, 4 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Bloomberg

No necesariamente, dijo Josh Capon, chef y copropietario del siempre lleno Bowery Meat Company, en el centro de Manhattan. Él ha elaborado una importante lista de qué hacer y no hacer en su restaurante.

1. No entre en mi asador, solicite un corte y diga luego que están tardando mucho. De hecho, no entre en ningún restaurante sin pedir un aperitivo. Se necesita tiempo para cocinar un espléndido corte de carne. Si son dos personas, compartan un aperitivo.

2. No se llene con aperitivos antes de que el espléndido filete llegue a su mesa. La otra cara de la regla número 1: No hay casi nada en el menú Bowery Meat Company más allá de los platos principales que vayan a matarle. Aviso, no estoy haciendo una enorme porción de ensalada llena de queso azul y tocino. Tampoco hay sopa de cebolla francesa. Sirvo sashimi y rebanadas de coliflor y una ensalada de granja. Demasiadas veces he estado en un asador, y en el momento de llegar la carne, estoy a punto de explotar.

3. Trate el corte con respeto. Por favor pruébela antes de coger la sal o bañarla en salsa.

4. Corte la carne por el medio para comprobar que está bien cocinada. Por favor, por favor y por favor, cuando llegue su carne, córtela por la mitad para comprobar la temperatura. No corte un pequeño trozo del final y me diga que está demasiado cocinada.

5. No tenga miedo de llevarse las sobras a casa. Si usted pide un enorme corte, pida que le empaquen esas sobras. Le prometo que, sobre todo los fines de semana, si dora un par de rebanadas de T-bone o de lomo de NY tendrá un gran desayuno.