domingo, 9 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

A sólo 20 km de Palma de Mallorca (España) y a la misma distancia del aeropuerto y de Es Trenc, una de las playas más bellas de la zona, Marriott Son Antem es un clásico de la isla que acaba de reinventarse. Ubicado en pleno campo, en lo que antes fue una finca particular con un extenso coto de caza, hoy es un complejo hotelero de cinco estrellas en el que gastronomía, relax, deporte y wellness van de la mano para convertir la estancia en un oasis de placer.

El hotel, rodeado de espléndidos jardines, ofrece 151 amplias habitaciones entre las que se cuentan ocho suites. Todas disponen de terrazas con vistas sobre la campiña y están amuebladas con un estilo confortable e intemporal que incluye oportunos detalles como la iluminación estratégica que permite leer cómodamente, la profusión de cajones y armarios perfectamente distribuidos, la exquisita ropa de cama con edredón de plumas incluido o la plancha y tabla de planchar. La gastronomía es también muy interesante, por lo variado de su oferta y la posibilidad de disfrutar de los jardines y terrazas al aire libre.

Los golfistas se encontrarán aquí como pez en el agua, ya que Son Antem les ofrece dos campos de golf de 18 hoyos, modernizados con la renivelización de varias áreas y la resiembra del césped Bermuda, a lo que se añade una academia de golf, un campo de prácticas y una tienda muy bien surtida con ropa y artículos para los aficionados a este deporte. Además, el hotel cuenta con cuatro pistas de tenis iluminadas, canchas de voleibol y baloncesto, piscina exterior con solárium y un gimnasio muy bien equipado, abierto las 24 horas todos los días y que ofrece clases dirigidas por entrenadores personales.