.
OCIO “La duda es inherente al artista”
viernes, 10 de mayo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El salsero Yuri Buenaventura dialogó con Jorge Hernán Peláez sobre los retos de la industria musical en la era de las descargas ilegales por internet. Hace poco se ganó usted un reconocimiento de la embajada de Francia, ahí tiene los cinco discos. ¿Por qué Francia le da ese reconocimiento? Uno pensaría que la gente ya no compra discos en el mundo.

Hay un tema cultural económico también. La gente quisiera comprar discos, todavía hay una generación que se sostiene, la generación de los 40, 50, 60, 70, podría comprar discos. Los jóvenes tienen una cultura más de la descarga. Eso es reglamentado en algunos países, otros menos, pero debajo de la industria del disco, está la industria editorial que es la que la sostiene, que es el contenido del disco, la creación. Y eso en algunas naciones está “osteoporizado”, no está reglamentado.

Por ejemplo, Francia. Cuéntenos, que usted viene de allá.
Ningún autor compositor puede vender más del 50% de los derechos patrimoniales de su obra. Por ejemplo una casa editorial, ninguna empresa puede comprar más del 50% de los derechos patrimoniales del músico. Es decir, si estas tratando con un campesino analfabeta pero que es compositor, no le puedes comprar más del 50% de patrimonio, obviamente de los derechos morales menos. Pero siempre con el patrimonio está cubierto el artista y eso garantiza una solidez en la creación y en retorno económico para el compositor.

Usted volvió a Colombia y ha estado muy activo, pero en los años que estuvo ausente, el tema de Sayco, de los derechos de autor, cada vez fue más difícil que se respetara, y hoy tenemos una sociedad intervenida por las autoridades. ¿Qué está pasando en la realidad de Colombia con los músicos? Porque uno los ve y siguen varados la gran mayoría.
Lo que yo entiendo, porque yo pertenezco a la sociedad autora y compositora francesa, es que no es solamente Sayco, es sobre qué se sostiene Sayco, el Congreso qué ha hecho para que Sayco se apoye allí. Es decir, creo que la constitución de Colombia es el derecho de autor, pero el mercado es el copyright anglosajón. El mercado puede comprar el 100% del mercado patrimonial, es decir, yo le puedo comprar al compositor de Guayacán la canción a $500.000, y la canción pasa a ser mía patrimonialmente. Es decir, si hay o no hay una reglamentación, Sayco no puede hacer nada. Un compositor se puede quejar pero Sayco no puede hacer nada, porque el marcado lo permite.

¿Cómo hacer para combatir eso, cuál es la fórmula?
Eso está inventado. Los franceses lo inventaron hace tiempo. Que la constitución no permita que un campesino de los montes de María, del Valle del Upar o del Chocó, no pueda vender más del 50% de sus derechos patrimoniales, y resuelto el problema.

¿Y la gente se ve esforzada a vender porque el sistema de regulación no funciona?
Porque nuestras músicas casi todas son étnicas. Es decir, un campesino de Quibdó no va a ir a Sayco a inscribirse. Él está allá en su contexto, al pie de una playa, de un río, de pronto alguien le dice me gusta esa canción ,con mucha buena fe se la compra, cree que puede comprársela. Es como alguien que compra un disco en un semáforo, cree que puede comprarlo porque ahí está.

Hay una gran parte de la industria de la música que se ha ido a hacer shows , los toques en vivo porque allí es donde se ve el volumen de ingresos, pero hay grandes músicos que no acceden a ese mercado. ¿Cómo hacer para que la música vuelva ser ese negocio de hace 20 anos?
La música es un invento del hombre. los sonidos siempre han estado allí, los ríos, el viento, el mar. La música del universo siempre ha estado. La trompeta, el piano, el contrabajo, son inventos del hombre. Grabar discos es un movimiento al mercado, yo puedo ser músico y nunca grabar, pero cuando grabo y quiero vender discos entro en un sistema de la industria, entonces el juego es otro. Ya el juego es otro, ya no soy músico, estoy vendiendo discos. Yo no me puedo quejar de cómo funciona eso, hay que estar en la jugada.

Además de las descargas ilegales y la piratería, la misma industria ha tenido vicios perversos ¿Cómo hacer para mejorar eso porque lo peor que nos puede pasar como sociedad es que acabe la industria de la música?
En algún momento se compraban negros, y era legal comprar un esclavo. Es decir, es una evolución de la humanidad frente a una situación. A nosotros nos hicieron firmar un otrosí, las casas disqueras que decían “todos los soportes inventados o por inventar” pero ellos ya sabían que los tenían hechos. Algunos tenían algunos manager alertados, otros que hacemos parte de la familia de la Word Music. Los de la Word Music no tenemos dolientes en la música, nosotros vamos solos porque nuestros abogados no defienden la música, nuestros comerciantes no venden la música, nuestros publicistas venden otra cosa. En EE.UU. en Inglaterra, en Francia, los grupos se reúnen a través del arte como un potencial de mercadeo, aquí nosotros estamos empezando hacer ese tema.

¿Por qué hay gente que se desvía, o copian?
Muchos fotocopian conceptos, miedos. El artista es duda, un artista con una certitud es un estadista, no un músico. La duda es parte inherente de su condición. Hay que dudar pero hay que creer en una búsqueda. Hasta aquí voy en una búsqueda, y así sueño.

¿Y la presentación en vivo es igual, ese experimento con el público también va mutando?
Claro porque es la improvisación absoluta constantemente, cualquier músico pudo tocar mal, estar cansado, respiro mal. Por eso hoy en la industria, por ejemplo Madonna, 50 o 60% es pista, porque se cansa en el baile. Nosotros seguimos siendo tribales.

¿Qué enseñanza le dejó haber trabajado con Caracol Tv en el proyecto Escobar , musicalizar algo audiovisual?
Primero que me recibió un equipo humano muy hermoso. Lo del musicalizador, la editora, Juana Uribe, todo el equipo está en actitud de un camino de construcción de nación. Segundo, Rodrigo Lara Bonilla, estaba casado con Nancy Restrepo, y Nancy fue cónsul en París; Camilo Cano también fue cónsul y yo los conocí cuando iba en los metros y entraba al consulado y metía la cabeza, ellos me decían hágase por aquí, y yo iba los martes hacer música colombiana al consulado. Entonces cuando me hablan de la serie, casi ni pensé en Pablo Escobar, sino en ellos.

Usted vivió esa realidad...
Claro, cuando los papás salían y uno no sabia si iban a volver.

Parte de usted irse de Colombia pasó por ahí. Un drama que muchos colombianos tienen. ¿Cómo invitar a un colombiano, que vive por fuera a creer y volver a nuestro país?
Hay que regresar, la nación no se construye sola, el país se construye de la mano de todos. Estamos en un momento de fe, de confianza, y hay que darle. Yo le apuesto totalmente a mi país como piedra angular del hemisferio.

MÁS DE OCIO

Turismo 21/06/2021 Conozca la variada oferta turística, diferente a la tradicional, que hay en Ciudad de México

Además de los lugares emblemáticos, ahora se pueden encontrar destinos como un restaurante con toda la historia de ‘El Chavo’

Entretenimiento 22/06/2021 La nueva película de la saga "Rápido & Furioso" busca sacudir los cines de Estados Unidos

La novena entrega de la serie fílmica fue pospuesta en el segundo trimestre de 2020 pues el director creyó que se debía disfrutar en cine

Entretenimiento 21/06/2021 Steven Spielberg firmó un acuerdo con Netflix para producir varias películas al año

En lucha de los gigantes de las películas y series en streaming, Netflix gana a uno de los directores más importantes de la historia

MÁS OCIO