Durante estos 6 meses de pausa, la compañía se encargó de ajustar sus espacios y procedimientos, con el fin de asegurar el cuidado

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Luego de una larga temporada de estar cerrada (seis meses), la tradicional Cabaña de Alpina abre nuevamente sus puertas bajo estrictos protocolos y medidas de bioseguridad este 10 de octubre.

“Queremos que las personas que nos visiten se sientan seguras y tengan una experiencia inigualable. Hemos trabajado arduamente con todos nuestros Alpinistas y las autoridades locales, para diseñar los más estrictos protocolos de servicio, bio seguridad y movilidad, y para esto, estamos trabajando en cuidar cada detalle” María Paula Galindo, Directora de Retail.

La capacidad máxima del lugar durante su apertura será del 15% cumpliendo con las medidas, así las cosas, quienes deseen ir, deben hacer una reserva previa en la página de Álpina.