Dispositivo portátil creado por Traktus

Expansión - Madrid

El “gimnasio en casa” está presente desde hace muchos años, con un amplio abanico de máquinas parael hogar, desde la bicicleta estática, hasta las pesas pasando por un gimnasio digital con personal trainer incluido. Sin embargo, esta parece la solución ideal para aquellos que les guste estar en forma y no paren en casa: un gimnasio completo en una sola pieza con un tamaño para llevarlo en la mochila.

Handy Gym es un gimnasio portátil. De hecho, los creadores lo denominan el “gimnasio más pequeño del mundo”. Con firma made in Spain, la startup gallega Traktus ha dado un paso más en el mundo del fitness y ha desarrollado un innovador accesorio de gimnasia que permite realizar varios tipos de ejercicios de fuerza en un solo dispositivo. Y es de lo más pequeño y ligero, pues pesa unos 900 gramos. La idea nació en 2017 y se ha empezado a testar dos años más tarde en Kickstarter. La idea ha gustado entre los aficionados al deporte, pues en tan solo dos horas el proyecto obtuvo diez veces más de recaudación que lo que pedía. El equipo solicitaba US$20.000 en la página colaborativa para poder llevar a cabo su proyecto, y alcanzaron casi US$400.000.

Su facilidad de uso y su pequeño tamaño son los mejores aliados de Handy Gym. Sin embargo, ¿cómo es posible que un dispositivo de apenas un kilo pueda ejercer una resistencia de hasta 100? El secreto está la tecnología incluida. Tras haber acoplado el sistema a un marco de puerta, alrededor de una barandilla o cualquier poste resistente, solo hay que tirar del mango acoplado al dispositivo mediante un cable extensible de hasta tres metros para comenzar la rutina deportiva. La resistencia aparecerá gracias a la tecnología inercial de la Nasa que incluye este gimnasio, multiplicando así la fuerza necesaria para ejercer cada movimiento.