viernes, 14 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alexandra Goldemberg S. - agoldemberg@larepublica.com.co

Luego de ser una de las exposiciones más visitadas de las salas de la Cámara de Comercio de Bogotá en 2011, la muestra ‘Mitad ángeles, mitad demonios’ del fotógrafo colombiano Mauricio Vélez llegó a la sala de exposiciones temporales del Palacio de la Inquisición de Cartagena de Indias. Estará abierta al público hasta el 30 de enero.

La obra es un recorrido fotográfico de las distintas ideas de mal y bien en el ser humano. Y es innegable que las fotografías que evocan miembros de la iglesia son las más controvertidas de la muestra.

“Traer a Cartagena ‘Mitad ángeles, mitad demonios’, precisamente a un edificio tan emblemático del bien y el mal como lo es el Palacio de la Inquisición, implica un ejercicio de reflector del trabajo de Mauricio Vélez, y por supuesto una fabulosa posibilidad de navegar el eterno dilema humano”, explica María del Pilar Rodríguez, curadora de la muestra.

Mauricio Vélez es un fotógrafo colombiano ampliamente reconocido por su trabajo en variedad de publicaciones, con lo cual ha generado siempre un altísimo impacto debido a las calidades estéticas de su trabajo. Una calidad que mantiene esta muestra, pero que nos permite abordarlo desde otra perspectiva, una visión más onírica.

Esta exposición es una oportunidad de acercarse a la obra del fotógrafo. Presenta el resultado de los muchos años que lleva Vélez de estar observando, estudiando y leyendo personas y personajes a través del lente. Ejercicio a través del cual ha logrado hacerse a una mirada muy personal de lo que significa para cada ser humano el bien y el mal.