La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

Usted merece pasar estas vacaciones en los Emiratos Árabes Unidos, específicamente en Dubái.

¿Por qué? Es uno de los destinos turísticos más cotizados del mundo. Una ciudad cosmopolita, perfecta para los aficionados a las compras de alta gama y los gustos más selectos. Podrá encontrar el centro comercial más amplio del planeta, el primer hotel bajo el agua, el edificio más alto y el parque de diversiones más grande.

Las actividades para realizar son abundantes. Por ejemplo ir a Jumeirah Beach, un área que antiguamente fue de pescadores y hoy es visitado por miles de turistas. Es una zona residencial costera que tiene grandes y costosas propiedades construidas en diferentes estilos arquitectónicos. Una de las áreas más exclusivas del sector. Otros sitios son el Burch Jalifa, que se ubica en el Downtown Dubái. Se trata de la estructura más alta construida en el mundo, con 828 metros de altura; y el Burj Al Arab, que es el hotel más grande del mundo, localizado a 270 metros de la playa en el Golfo Pérsico. Su forma está inspirada en una embarcación a vela.

Dubai Mall es un centro comercial que tiene pista de patinaje, acuario y la tienda de dulces más grande del mundo. Además, en Dubái usted puede conocer las Dubai Fountain, unas fuentes con una coreografía continua. Está ubicada en el centro y fue diseñada por WET Design, responsable de las fuentes del lago del Hotel Bellagio de Las Vegas.

También es un centro financiero clave
Dubái es uno de los centros financieros más importantes del mundo. Su economía se mueve principalmente por el petróleo, pero una de sus grandes fuentes de ingresos es el turismo. Además, es una de las ciudades más renombradas en el Medio Oriente gracias a su magnífica arquitectura. La isla tiene un área de 4.114 km². La capital del emirato es famosa por sus cientos de atracciones turísticas, sus rascacielos, sus centros comerciales de lujo y sus hoteles. Por ello es considerado el destino turístico más caro del mundo. Está localizada entre las capitales financieras de Londres y Singapur. Allí se habla inglés, hindi/urdu, malayalam, el tamil, persa y el tagalo.