La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Camila Suárez Peña - msuarez@larepublica.com.co

Los clubes de vino son establecimientos en los que se hace una afiliación mensual, y, automáticamente, un día del mes llegan a su casa dos, tres o cuatro botellas de los vinos que prefiera o de aquellos que le recomiendan los expertos en la materia. 

“Este es un modelo que irá cogiendo fuerza. Con solo hacer una suscripción, los interesados podrán tener al alcance de su mano su vino predilecto o, incluso, uno sugerido para empezar a conocer”, comentó Jesús Giraldo, enólogo de Dislicores.  

Adicional a eso, comentó el experto, los clubes de vino fomentan el conocimiento de la bebida entre sus clientes. “Conozco personas que, aunque no están en este mercado, ya saben mucho de esta bebida por la información que incluyen los envíos de las botellas: una ficha técnica con todos los datos de referencia. La gente se entusiasma cuando conoce más sabores”, agregó. 

La Casa Pedro Domeq está inaugurando Wine Connection Club, que tiene como objetivo principal “enseñarle a las personas a tomar vino. La idea es llegar a la casa del consumidor y lograr que sepa lo que está bebiendo. Es un ejercicio pedagógico, por llamarlo de alguna forma. Además de saborear la bebida, se aprecia por saber su procedencia”, comentó Nathan Picciotto, director del Wine Connection Club.    

Este sitio ofrece dos planes. El primero se llama Aventurero y está dirigido al consumidor que no conoce mucho sobre esta bebida. La suscripción tiene un costo de $420.000 por tres meses, y $840.000 por seis meses. 

El otro plan, denominado Explorador, cuesta $960.000 por tres meses, y $1,9 millones por seis meses. Entre las marcas con las que cuentan están LAN Rioja, Viña Pedrosa, Titillum, Primus, Numina, Grahams, Santiago Ruiz y Altazor.   

Bogotá no es la única ciudad que ofrece clubes. En Medellín está el club Decanter, en el que los afiliados acceden a diferentes tipos de suscripciones, que incluyen la entrega de dos, cuatro o seis botellas de vino de categorías reserva, premium y ultra premium. También reciben la Revista Placeres y el derecho a participar en  noches de vino, con catas y degustaciones. Entre algunos de los planes están: premium Barrica, por un precio de $279.900, que incluye cuatro botellas de vino de esa categoría; y Burbujeantes, que ofrece cuatro botellas de vino espumoso, por un precio mensual de $214.900. 

Otra de las opciones es el Club Vinoparamí, con una suscripción mensual de $99.900 y encargos de dos a tres vinos seleccionados, con la posibilidad de hacer cambios (hasta el último día del mes) o suspender la próxima entrega. 

La forma de pago, para los tres clubes, es tarjeta de crédito, con la posibilidad de realizar débito automático mensual.  

“Los clubes son más útiles cuando no tienen solo una oferta importadora. Así habrá variedad para ofrecerle al consumidor, y no los mismos de siempre”, dijo Andrés Rueda, vocero de Buen Vivir. 

Wine Collection Club de Domeq
Bogotá
La Casa Pedro Domeq acaba de lanzar su club de vino, que nació con el objetivo de promover el consumo de la bebida en casa. Ofrece dos planes: Aventurero, (dirigido al nuevo consumidor), en el que la suscripción por tres meses vale $420.000 y la de seis meses $840.000. Y el Explorador, en el que tres meses cuestan $960.000.  

Decanter, con varios planes
Medellín 
Este club fue creado con el propósito de satisfacer a las personas que sienten pasión por el vino y el mundo que lo rodea. Los socios acceden a diferentes tipos de suscripciones que incluyen mensualmente dos, cuatro o seis botellas de vino, de las categorías reserva, premium y ultra premium. También reciben la revista Placeres.

Vino para mí, de 2 a 3 botellas 
Medellín 
La suscripción a este club es de $99.000 mensuales. Los clientes reciben de dos o tres botellas seleccionadas, que provienen de diferentes cepas y partes del mundo. Los despachos se hacen la primera semana de cada mes y los afiliados tienen la posibilidad de hacer cambios en los vinos seleccionados (hasta el último día de cada mes) o de suspender la siguiente entrega.

Las opiniones

Andrés rueda
Vocero de buen vivir 
“Los clubes son útiles siempre y cuando no provengan solo de una oferta importadora, sino que  tengan una    amplia variedad”. 

Nathan Picciotto
Director de Wine Collection Club
“Nuestro club nació con el objetivo de promover el consumo de vino en casa mientras que las personas conocen lo que toman”.