.

Con-Texto | "Colombia: tierra de tristes tesoros"

lunes, 12 de septiembre de 2022

Simón Posada narra a través de su más reciente obra la incidencia negativa del oro y la coca en el país desde hace siglos

Lewis Acuña

“Para qué bacinillas de oro si es para escupir sangre en ellas” dijo Lorenza Uribe al ver cómo la vida de su único hijo hombre se extinguía a los 24 años. Quizá por la tuberculosis, quizá por la sífilis. Nunca se tuvo la certeza, pero fue un padecimiento corto e intenso. Era 1893 y la tragedia llegaba a la familia del que para ese momento de la historia es considerado el empresario e inversionista más rico del país: Coriolano Amador, “El burro de oro”.

El apodo no era gratuito. Su pericia para los negocios y ambición solo eran comparables con su falta de buenas maneras y excentricidades. La mayor parte de la inmensa fortuna que amasó provenía de la intensidad sin precedentes para la época con la que incursionó en la minería. El oro fue la fuente inagotable de su riqueza y su sed por obtenerlo comparable a la de los españoles esclavizando indígenas para extraerlo.

Era la época de la conquista y los recién llegados no tardaron en descubrir el uso que los aborígenes daban a la hoja de coca. Al hacerlo, la convirtieron en el principal y cruel bien de intercambio: horas de trabajo arduo extrayendo oro por coca que mascada les dieran más energía para seguir con la inhumana labor. Un circulo vicioso que solo dejaba fortuna a los conquistadores. Pese a ello, no lograron robar todos los tesoros.

En 1939 el Banco de la República compró por tres mil pesos de la época el que sería uno de los tesoros más emblemáticos de la historia de la orfebrería prehispánica colombiana: el Poporo Quimbaya. La vendedora fue Magdalena Amador de Maldonado. La hija de “El burro de oro”.

El Poporo como protagonista. Mucho se ha especulado de cómo fue encontrado y cómo logró atravesar siglos hasta ser resguardado tras su afortunada compra. Hasta ahora.

“La Tierra de los tesoros tristes” es el primer libro del experimentado periodista Simón Posada Tamayo. En sus 163 páginas el autor profundiza en ese camino del Poporo y en su recorrido encuentra el vínculo para explicar muchas de nuestras realidades “la maldición del oro y la coca en la historia de Colombia”.

Coriolano Amador ordenó la construcción de un imponente mausoleo en mármol en el que una mujer con el rostro cubierto, tal vez Lorenza Uribe, está postrada llorando eternamente la muerte de su hijo. Quizá tan eterna como la inclinación por el poder y el dinero que en la mayoría de los casos desaparecen como el agua entre las manos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Deportes 25/09/2022 Estas son las cifras de los tenistas más nombrados que participan en Laver Cup

Al enumerar a los tenistas por número ingresos debido a su mérito deportivo, el serbio, Novak Djokovic ocuparía el primer lugar

Cultura 22/09/2022 La trilogía del escritor Dairo Elías González: Casa lectora, Oralitura y Tríptico erótico

El primero se enfoca en los procesos de enseñanza y aprendizaje del lenguaje y la literatura durante la época universitaria, especialmente, en dos carreras: la educación física y la ingeniería de sistemas

Turismo 22/09/2022 Granjas ecológicas y visita al desierto, entre atractivos más destacados de Aruba

Para disfrutar de la jardinería una buena opción es visitar The Oasis Farm, un centro turístico con más de 400 plantaciones de papaya, yuca, plátano, banano, mango y otros productos nativos

MÁS OCIO