jueves, 13 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Aunque muchos prefieren los clásicos natilla y buñuelos para saborear en Navidad, LR le propone siete planes exóticos, tradicionales de otros países, para los paladares más exigentes, decididos a innovar en el fin de 2012.

Fernando Quiroz, crítico gastronómico, asegura que a pesar de que una parte del encanto de la Navidad es mantener las tradiciones familiares, es válido que en las grandes reuniones cada familia aporte nuevos platos, para hacer una comida con variedad. Una opción interesante, dice, es la posibilidad de realizar preparaciones diferentes con ingredientes tradicionales como el pavo, pernil de cerdo y los tamales. Y Paula Silva Wiswell, chef reconocida por su incursión en la cocina molecular, recomienda una cena con “cocina natural, real y sana para alimentar el alma, cuerpo y mente”. Una buena opción, por ejemplo, es cocinar brochetas con langostinos, verduras y arroz con almendras.

Francia
Los franceses se destacan por un pavo acompañado de vino caliente con canela, y de postre un exquisito bûche de Noël, postre típico para esta época. La comida en este país se compone de cinco tiempos: entrada, plato fuerte, postre y café.

España
La comida navideña incluye turrones, mazapanes y el Roscón de Reyes, que acompañan dos platos. El primero suele ser jamón, chorizo, queso, y ensalada para compartir; y el segundo, carne con papas, un arroz con verduras, pollo, pescado y sopa.

Australia
En la Navidad se incluyen pudines tradicionales como de pastel de té y canela, que denominan Billy, pero el plato fuerte puede ser: carnes, pescado y vegetales. Las papas no pueden faltar, al igual que una salsa como la de tomate o BBQ.

EE.UU.
La comida consiste de ensalada, verduras, arroz, carne, cerdo, pollo o pescado, o puede ser pasta y ensalada. Para tomar se incluyen gaseosas, vino, jugos -de naranja, manzana o arándalo/cranberry- o cerveza. Es común también el pavo relleno.

Canadá
Predominan los dulces como el Taffy Pull, las magdalenas de chocolate y las galletas heladas. Se incluyen platos como la Tourtiéres, pastel de carne, así como la sopa francesa de guisantes o Poutine, con salsa y requesón. Además consumen mariscos.

Corea
El plato que no pude faltar es el kimchi, una especie de repollo condimentado y fermentado bajo tierra durante seis meses. Se comen también sopas y platos de carne, cerdo, pollo y mariscos.

Alemania
Se acostumbra tomar Schanpz, una bebida alcohólica de pera o manzana. La cena incluye cerdo ahumado, adornado normalmente con pasas y piña, además de puré de papas y ensalada de repollo rojo. El postre es un pastel de manzanas o fresas.

Uzbekistán
La cena consta de dos platos principales: sopa caliente de cordero con verduras y hortalizas, y un plato principal como el Plov, carne de cordero o ternera con arroz, cebolla y zanahoria. Además, se toma té, preparado y servido por las mujeres y las niñas.

La opinión

Paula Silva
chef de cocina molecular

“Con los temas energéticos que se están moviendo en el mundo, para esta Navidad deberíamos aspirar a una cocina natural, real y sana para alimentar el alma, cuerpo y mente”.