lunes, 3 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

Arrugas de mucho valor dominan la cartelera cinematográfica en el cierre de 2012.

Viejas estrellas regresan con películas como ‘¿Qué voy a hacer con mi marido?’(Meryl Streep, Tommy Lee Jones), ‘Curvas de la vida’ (Clint Eastwood) o ‘Get the gringo’ (Mel Gibson), a demostrar que con los años brillan más: pueden darse el lujo de cobrar entre US$15 millones y US$30 millones por producción, puesto que sus nombres son garantía de éxito en taquilla.

A diferencia de otros campos, la vejez le sienta bien al cine. Como los años hacen único y especial un buen licor, pasa con algunos actores que durante décadas de carrera crean un sello personal; una especie de marca que con solo hacer parte del reparto de una película augura el éxito. Se trata de aquellas instituciones del cine hollywoodense que durante años han interpretado papeles extraordinarios que han marcado generaciones, y se han quedado en la historia cinematográfica mundial. Estrellas como Morgan Freeman, Jack Nicholson, Robert de Niro, y otros que van en ese camino como George Clooney y Denzel Washington.

Son solo algunos ejemplos de actores que al pasar de los años se han ido ‘añejando’, aumentando su cotización y por ende su fortuna. ¿Por qué, al contrario de otras profesiones, estos famosos no pierden vigencia con los años? Según Henry Laguado, director de Festival de Cine de Bogotá, esto se debe especialmente a que estos actores le imprimen al personaje su propia personalidad. Igualmente, la trayectoria que llevan y el éxito que han tenido permiten que el público ya sepa que van a ir a ver una buena película. Ante la oleada de producciones con jóvenes, surge la necesidad de diferenciarse para ser exitoso. ”Hollywood está regresando al Start System de hace unos años, donde buscan estrellas taquilleras”, indica.

Juan Camilo Gómez, especialista en cine, asegura que “para los buenos guiones necesitan buenos actores, varias cosas se juntan para que una película tenga éxito, y un actor de renombre es clave para los realizadores”. Claro, también hay casos de viejas estrellas que lo intentan con no tan buenos resultados. Como Sylvester Stallone y sus ‘Indestructibles’, aparatosamente destruidas por la crítica.

Mel Gibson, de 56 años, ganó dos premios Óscar por Mejor Película y Mejor director por la cinta Braveheart (1995). En 2004 dirigió “La Pasión de Cristo”, que logró recaudar más de US$600 millones. Este año el actor estadounidense protagoniza la película “Get the Gringo”, y además, escribió el guión. Gibson es uno de los que más ha atesorado fortuna. Por película cobra alrededor de US$25 millones.

Tommy Lee Jones se hizo famoso en la cinta “El fugitivo” (1993), junto a Harrison Ford, al interpretar a Samuel Gerard un perseverante alguacil. Con esta película Jones ganó un Óscar en la categoría Mejor Actor de Reparto. Luego le añadió su pizca de divertida amargura a Men In Black. Este año a los 66, protagoniza junto a Meryl Streep “¿Qué voy a hacer con mi marido?. Cobra US$ 21.9 millones por película.

Además de actor, Clint Eastwood, de 82 años, es director, productor, guionista y músico. En su juventud cultivó una leyenda como vaquero cinematográfico, pero eléxito vino con las canas. Ha sido galardonado con cuatro premios Óscar por las películas “Million Dollar Baby” (2004) y “Sin perdón” (1992). Este año interpreta a Gus Lobel, un caza talentos del

La actriz estadounidense Meryl Streep, a sus 62 años, sigue cosechando triunfos con el paso del tiempo. Este 2012 fue ganadora de su tercer premio Óscar en la categoría de Mejor actriz por su papel en la película “The iron Lady” (2011). Igualmente este año, protagoniza junto al actor Tommy Lee Jones la película “¿Qué voy a hacer con mi marido?”. En la actualidad, Streep cobra alrededor de US$10 millones por película.

Ganador de los premios Globo de Oro y Tony, Ian McKellen, actor británico de 73 años, ha abarcado durante su carrera principalmente géneros de Shakespeare y del moderno teatro. Es prenda de garantía en la ciencia ficción. Este año interpreta a Gandalf en la película “El Hobbit” . Sus papeles más conocidos han sido en producciones de gran éxito, como las trilogías de “X-Men”. El reconocido actor cobra alrededor de US$18 millones por cinta.