La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

Como iniciativa de Romulo Marín, comerciante caleño reconocido en el sector de calzado, surgieron los zapatos mundialistas, los cuales fueron comercializados durante las justas deportivas, dejando un balance aproximado de 5.000 pares de zapatos vendidos.

Romulo Marín, propietario de Calzados Rómulo, manifestó que “esta es una de las iniciativas que hubo en el comercio para apoyar un certamen tan importante, por lo que era común ver en la calle a propios y a extranjeros con los calzados tricolor”.

Y no yendo muy lejos, durante la sorpresiva visita realizada por el presidente Juan Manuel Santos a la ciudad, la pasada noche del 31 de julio, lo primero que hizo el alcalde Rodrigo Guerrero Velasco fue regalarle el par de zapatos diseñados específicamente para la época mundialista. De inmediato, el jefe de Estado no dudó en cambiárselos y tenerlos puestos durante su visita.

Oscar Dossman, gerente financiero de la firma, aseguró que este proyecto se inició con los Juegos Mundiales, pero empalma con un nuevo proyecto denominado ‘Orgullo Colombiano’.

En consecuencia, los zapatos se van a seguir produciendo y comercializando pero el concepto cambia, para hacerle un homenaje a diferentes actividades de Colombia. Dossman aseguró que se prevé comercializar a finalizar el año 20.000 pares, equivalentes a ventas por $1.000 millones.

Así mismo, el directivo puntualizó que se están haciendo actualmente contactos con empresas en algunos países, que conocen ya el proyecto y están interesados en los zapatos pero con colores institucionales de sus propias naciones.

Esta firma caleña, que reportó en facturación en lo que lleva del año cerca de $25.000 millones, ha logrado durante 22 años tener presencia permanente en Ecuador, Aruba, Costa Rica, Panamá y Venezuela. La fábrica de Calzado Rómulo tiene un área de 3.200 metros cuadrados, con una capacidad instalada para producir 2.000 pares diarios. Actualmente solo ocupa el 68%, lo que permite responder efectivamente a las exigencias del mercado internacional.