.
OCIO

All Star NBA: el partido de los US$321 millones

martes, 19 de febrero de 2013
Foto: deportessemanal.com
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Ni la final de la Champions League, ni la del Mundial de Fútbol, ni un Barça-Real Madrid, ni la Superbowl... el evento deportivo que reúne más dinero sobre la pista cada año es el All Star de la NBA, el partido que enfrenta a las mayores estrellas de la liga divididas en dos equipos: Este y Oeste.

Los 24 jugadores que este domingo saltarán al Toyota Center de Houston cobran un total de 240 millones de euros (US$321 millones) por temporada, 10 millones de media cada uno.

Si el partido se jugara en lo económico, el claro ganador sería el equipo del Oeste, cuyos doce jugadores ganan 130,85 millones de euros (US$175,17 millones) 21,7 millones (US$29.05 millones) más que sus contrarios del Este. En este equipo jugará el jugador más votado por los aficionados para participar en el partido y el mejor pagado de la NBA: Kobe Bryant. La estrella de Los Angeles Lakers gana algo más de 21,3 millones de euros (US$28,5 millones) por temporada, 5,4 millones más que el segundo jugador de la NBA mejor pagado, Dirk Nowitzki, que no estará en Houston por problemas físicos. Según un cálculo recién elaborado por Forbes, Bryant gana además otros 24 millones de euros al año de sus patrocinadores, entre los que se encuentran Nike, Sprite, Turkish Air o Mercedes Benz, entre otros.

El quinteto titular del Oeste lo completarán Dwight Howard (14,6 millones), Chris Paul (13,46), Kevin Durant (12,62) y Blake Griffin (ingresará 5,47 milones este año, pero su sueldo subirá a 12,4 millones la próxima temporada en virtud de una subida en su contrato). En cuanto a los siete jugadores de banquillo, el más afortunado es Zack Randolph (12,48 millones), mientras que el peor pagado es James Harden (4,4).

Las cifras en el equipo del Este son bastante inferiores, aunque igual de espectaculares. Carmelo Anthony, con 15,48 millones de euros, aparece como el jugador mejor pagado del combinado, seguido por Chris Bosh, LeBron James, Dwayne Wade, Tyson Chandler y Luol Deng, todos por encima de los 10 millones de euros al año. Por su parte, Paul George, que empezará desde el banquillo, será el jugador más pobre del All Star con una ficha de casi dos millones de euros.

Especialmente llamativo es el caso de LeBron James. El mejor jugador de la NBA el año pasado es la estrella que más dinero hace hoy en día fuera de las pistas, 30,27 millones de euros al año, gracias a sus acuerdos con Nike, Coca Cola, Samsung, McDonald's, Audermars Piguet, Dunkin Donuts o State Farm. Además, es el jugador del que más camisetas se venden, pero James sólo alcanza el décimo puesto en la lista de los mejor pagados. Curiosamente, cuatro jugadores mejor retribuidos que él, entre los que se encuentra Pau Gasol, no estarán este año en el All Star.

El que no faltará a la cita es el hombre que más dinero ha ganado -en cuanto a salario- en la historia de este deporte: Kevin Garnett. El pívot de los Boston Celtics ha obtenido más de 248 millones de euros gracias a todos los contratos que ha firmado en los 20 años que lleva en la liga. Kobe Bryant y Tim Duncan, que también estará en Houston, ocupan la tercera y la cuarta posición.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Moda 19/02/2024 Bad Bunny y Jennifer Lopez, entre los anfitriones anunciados para estar en Met Gala

Los organizadores anunciaron que el código de vestimenta oficial para el evento, que tendrá lugar el 6 de mayo, es "El jardín del tiempo"

Entretenimiento 18/02/2024 Así avanza el pleito TikTok-Universal y las canciones que no se reproducen en la app

Canciones de artistas de renombre como Bad Bunny, Ariana Grande y Taylor Swift ya no se pueden usar para crear 'contenido'

Deportes 19/02/2024 Entre $1,04 millones a $2,1 millones valen los tenis que ganaron maratones de 2023

Las zapatillas más costosas que se quedaron con los primeros puestos son las Adizero pro Evo 1, que, según expertos, son prácticamente imposibles de conseguir