En la Universidad de la Sabana el 100% de los cursos están virtualizados, en la Universidad Nacional el 85% se dan vía internet

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Desde que inició la emergencia sanitaria y económica una de las preocupaciones colectivas ha sido la educación.

Niños y jóvenes, quienes estuvieron entre los primeros en ser aislados, han visto un cambio en la manera como se dan sus clases, pues en una carrera contra el tiempo, el Gobierno Nacional de la mano de entes educativos públicos y privados ha migrado hacia la virtualidad.

Según datos oficiales del Ministerio de Educación, en 45 municipios del país, que concentran a 70% de la población total, y de los que 41,1% es estudiante, hay conectividad.

Estas cifras de cobertura en telecomunicaciones dan cuenta de que uno de cada dos estudiantes de educación media ubicados en zonas urbanas podrían potencialmente acceder a estrategias pedagógicas flexibles que involucren tecnologías de la información y las comunicaciones.

En contraste, algunas universidades se han adaptado al nuevo modelo. Por ejemplo, la Universidad Nacional cuenta con 7.500 cursos y 6.300 de ellos se están dando de manera virtual; la Universidad del Rosario tiene 5.500 asignaturas en modalidad de acceso remoto; la Universidad Icesi de Cali cuenta con más de 50% de sus cursos a través de la plataforma Moodle; la Universidad de La Sabana tiene 100% de sus cursos virtualizados; y la Universidad Eafit tiene la mitad de sus cursos también en Moodle.

El rector de la Universidad Eafit, Juan Luis Mejía, resaltó que “hemos prestado unos 300 computadores; para aquellos estudiantes que no tenían conectividad, les hemos dado un subsidio; y, por medio de encuestas, monitoreamos los aspectos que hay que mejorar”.

Aunque la oportunidad de conexión en un país como Colombia es menor que en otras partes del mundo, entidades, estudiantes y Gobierno buscan la manera de solucionar ese problema. Por ejemplo, focalizado en la educación básica, el Ministerio de Educación, de la mano de Rtvc, lanzaron el programa ‘Profe en Casa’, en el que, a través de medios regionales, crean contenidos pedagógicos para estudiantes de todas las edades.

En una pasada entrevista con Álvaro García, gerente de Rtvc, afirmó que “desde que empezó la emergencia el consumo de televisión creció. Para nosotros ha crecido bastante, entre 30% o 40%”.

Este tipo de contenidos, que son adicionales a los que permiten dar clases virtuales a los estudiantes, se crearon debido a la falta de conectividad que tienen las zonas rurales del territorio nacional.

“La indicación que hemos dado es que los docentes y directivos generen planes de trabajo diseñados para responder de la mejor forma a las condiciones de contexto de los niños, razón por la cual, los estudiantes que están desde sus casas sin recibir clases en el aula contarán con estrategias que acompañan el proceso de aprendizaje”, explicó la ministra de Educación, María Victoria Angulo.