.
INTERNET ECONOMY

Las TIC: íbamos muy bien

viernes, 14 de octubre de 2016
Foto: 123RF
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alberto Samuel Yohai

El ministro David Luna y su equipo de colaboradores continuamente han demostrado entender lo que se requiere para estimular una economía digital que genere mayor productividad y competitividad.  Programas del gobierno como ‘Computadores para Educar’ y la red nacional de fibra óptica con su nueva capilaridad de “última milla” son solo dos ejemplos claros y contundentes del importante compromiso que ha tenido el Gobierno para generar una mejor calidad de vida a todos los ciudadanos, cerrando la brecha digital.  Todo esto ha sido acompañado de beneficios tributarios bien pensados, para darle mayor fuerza y alcance al ecosistema digital. 

Hasta que vimos el documento de recomendaciones generado por la Comisión de Expertos con relación a la tan esperada Reforma Tributaria íbamos muy bien. Pues estando ad portas de presentarse, existe el riesgo de que sigan las recomendaciones de la Comisión en cuanto a las TIC y los importantes esfuerzos se echen a perder, ya que no tuvieron para nada en cuenta la importancia de la masificación de las TIC ni todo lo que se habla en espacios como el Foro Económico Mundial sobre la revolución industrial 4.0. 

Increíblemente  existen recomendaciones como volver a gravar laptops, tabletas y PCs con el 10% del IVA, productos que hoy por hoy están excluidos para que precisamente sean de más fácil acceso para las bases de la pirámide, así como recomiendan también que la conectividad de banda ancha para los estratos 1, 2 y 3, que hoy no paga IVA, empiece a pagar el 10%, y sugieren que los teléfonos móviles inteligentes sean gravados al nuevo IVA general del 19%, cosa que aunado al nuevo nivel elevado del dólar sería perfectamente discriminatorio para los colombianos de menores ingresos, imposibilitando su ingreso a los beneficios que conlleva vivir con banda ancha móvil en el bolsillo.  

Estos son algunos ejemplos de las recomendaciones que preocupan, pero igual de preocupante es lo que se les olvidó recomendar.  Un claro ejemplo está relacionado al software, pues en el extenso documento nada se habló del tema, siendo un rubro que hoy por hoy paga el 16% de IVA y se iría al 19% que es la nueva tasa general que sugiere la Comisión.   Desafortunadamente no tuvieron en cuenta que, según el Business Software Alliance, en Colombia seguimos al 50% de ilegalidad de SW (piratería y sublicenciamiento) y un incremento al IVA sería sin duda un incentivo para la ilegalidad.

Tampoco se tuvo en cuenta cómo aprovechar la oportunidad de una Reforma Tributaria (sea estructural o coyuntural) para generar nuevos empleos altamente calificados en el país y de paso generar nuevas oportunidades de exportación de servicios que puede cambiar la cara digital del continente y generar ingresos adicionales para el fisco. En el mundo del data hosting por ejemplo, Colombia podría fácilmente posicionarse como un hub regional para que los más importantes actores inviertan en infraestructura para aprovechar los nueve cables submarinos de fibra óptica que llegan a nuestras dos costas.  Sin embargo, por los altos costos de energía el modelo de negocio no da a menos que nos pongamos creativos.  

¿Qué tal si aprovechamos esta reforma para abaratar los servidores para así poder vendernos contundentemente como una alternativa a los EE.UU. que hoy por hoy tiene el 70% del mercado global de data hosting? Mejor dicho, ideas para generar real valor transversal a todos los sectores de la economía sobran, pero el documento de recomendaciones desarrollado por los expertos lamentablemente desconoce la transversalidad de las TIC y olvida, o cuando menos subestima, la existencia de la economía digital. 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Tecnología 11/06/2024 ¿Por qué es importante tener una buena página web para su Mipyme y como hacerla?

Las mipymes invierten principalmente en la capacitación de su gente, pero la inversión en equipos, en tecnología, en digitalidad, entre otros, parece baja