sábado, 8 de febrero de 2020

Para enfrentar estos desafíos, las pequeñas empresas deben mejorar la tecnología que implementan para operar de manera eficiente y competir en sus mercados

Mateo Figueroa

Las pequeñas empresas han sido consideradas por mucho tiempo como la columna vertebral de la economía por una buena razón. Según un estudio de Intel Corporation, de las aproximadamente 17 millones de empresas en Latinoamérica, se estima que 95% es micro, pequeña o mediana. Las empresas representan 40% del empleo en la región y contribuyen con 33% del PIB, afirma el informe.

Estas cifras demuestran el potencial económico de las pequeñas compañías. Sin embargo, hoy en día enfrentan obstáculos importantes, como el hecho de que cada vez más personas compran en línea y no van a tiendas físicas. De hecho, se calcula que este año en Latinoamérica más de 155 millones de personas comprarían productos y servicios en línea, una tendencia que continuará en aumento.

Para enfrentar estos desafíos, las pequeñas empresas deben mejorar la tecnología que implementan para operar de manera eficiente y competir en sus mercados. Un lugar para empezar es la impresión.

Un aliado para la productividad

Hoy, las impresoras con múltiples capacidades están ayudando a las pequeñas empresas a lograr sus objetivos, sin necesidad de contar con los recursos de las grandes corporaciones; pues sus presupuestos son más reducidos con menor capital humano. Sin embargo, la impresión puede cerrar esta brecha haciendo que los empleados compartan información, desarrollen relaciones con los consumidores y vendedores, y mejoren su rendimiento. Un estudio sobre las pequeñas empresas de hoy, realizado por HP, que consultó a 1.350 propietarios de pequeños negocios en todo el mundo, afirma que ocho de cada 10 pequeñas empresas a nivel global depende de las impresoras, y 49% de los propietarios cree que no podría operar sin una impresora.

Actualmente la “democratización” de la impresión entrega mayor acceso a los dispositivos de gama alta y aumenta la eficiencia para las empresas, pues permite conectividad y ejecución de tareas múltiples, logrando que los líderes se enfoquen proactivamente en el desarrollo de sus negocios, en lugar de temas administrativos.

Cada vez más, las pequeñas empresas están pensando estratégicamente en unir la impresión con el día a día, e incluso gestionar documentos desde la nube usando un teléfono inteligente. Sin embargo, esto requiere tomar en cuenta factores como el presupuesto, los objetivos, su integración con otros equipos de oficina y los procedimientos para que los empleados las utilicen de forma segura.

En HP reinventamos el diseño de la impresora multifuncional, pasamos de grandes, toscos y ruidosos dispositivos, a diseños pequeños, elegantes y con estilo, adaptados a la estética de cualquier espacio moderno; un ejemplo son las HP Smart Tank, pensadas para emprendedores que trabajan desde su casa con grandes volúmenes y necesitan mayor rendimiento.

También existe una oportunidad de crecimiento para las pequeñas empresas, pues las impresoras multifuncionales mejoran su flujo de trabajo e impactan sus objetivos a futuro. HP Inc. ofrece soluciones como la nueva HP Neverstop Laser, un modelo que también reinventa su sistema al ser la primera impresora con tanque de tóner en Colombia, logrando un alto volumen de impresión y reduciendo costos gracias a su tecnología recargable.

La evolución de la impresión es de gran beneficio para las pequeñas empresas. Las impresoras, ahora son menos costosas y son herramientas de múltiples propósitos que mejoran las operaciones, eficiencia y seguridad de una organización.