.
CONSTRUCCIÓN Señalización vial ha costado $48.395 millones en las principales ciudades
viernes, 17 de noviembre de 2017

Barranquilla y Cali tienen las mayores obras de mantenimiento y construcción.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los altos índices de accidentalidad en las principales ciudades del país han puesto sobre la mesa el debate acerca de la renovación y construcción de más kilómetros de señalización vial. Aunque por ahora las administraciones locales perfilan su estrategia para cerrar el año con más kilómetros verticales y horizontales, lo cierto es que en menos de dos años han invertido $48.395 millones en este tipo de proyectos.

Es por eso que a pesar de que las Secretarías de Movilidad de Bogotá, Barranquilla, Medellín Cali estén aunando esfuerzos para seguir con esa dinámica de desarrollo, el reto es grande. Carriles preferenciales, demarcación escolar y dispositivos de control de velocidad son algunos de los mayores objetivos para las principales capitales.

Según Stalin Rojas, director del observatorio de movilidad de la Universidad Nacional, este tipo de desarrollos son fundamentales para descongestionar la ciudad y brindar mayor seguridad a los ciudadanos. “Vemos que hoy se presentan un gran número de accidentes que, en efecto, se podrían reducir con la colocación de más señales preventivas. No es una opción es una necesidad”, dijo.

Bajo esta óptima Barranquilla es una de las ciudades con una apuesta importante en el tema. De acuerdo con las cifras de la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial de esa ciudad, en este momento a través de las áreas de Gestión del Tránsito y la oficina de educación y cultura para la Seguridad Vial se están gestionando las obras para disminuir los altos índices de accidentalidad.

Durante lo corrido del año se han ejecutado 16.917 metros lineales y 5.298 metros cuadrados de mantenimiento a la demarcación horizontal, de los cuales, se le ha dado una prioridad al tema de bicicarriles, demarcación escolar y reductores de velocidad. Para estas obras, según las cifras oficiales, se invirtieron alrededor de $3.139 millones a septiembre.

Otra de las ciudades preocupadas en esta materia es Cali. La capital del Valle del Cauca invertirá alrededor de $556 millones para la instalación de más de 8.000 señales preventivas, regulatorias e informativas en esa ciudad.

Aunque el contrato fue firmado en septiembre de este año por el secretario de Movilidad, Juan Carlos Orobio Quiñones, en este momento ya se adelantan las obras. Cabe anotar, que, con esta adjudicación, la Secretaría de Movilidad aclaró que los caleños podrán disponer de 925 señales verticales, 2.100 bordillos traspasables, 300 delineadores tubulares 4.770 tachas reflectivas.

“Esto nos permitirá seguir reduciendo los niveles de accidentalidad que hasta agosto presentaban una disminución de 5%. Además, ayudará a a resolver sitios críticos para la movilidad en la ciudad”, manifestó días atrás en rueda de prensa Orobio Quiñones.

En el caso de Medellín, por ejemplo, la ciudad ha dispuesto un alto presupuesto para dar prioridad a los carriles preferenciales. Esto debido a que desde la administración de Federico Gutiérrez, se propone descongestionar la capital antioqueña con más carriles prioritarios para los colectivos del transporte público.

Para Natalia Cardona Montoya, subsecretaria técnica de la Secretaría de Movilidad de Medellín, “a la fecha se han hecho alrededor de 800 kilómetros incluyendo los carriles preferenciales para el transporte público colectivo y se han instalado 2.600 señales verticales en toda la ciudad. Desde el inicio de la administración se han invertido más de $17.700 millones debido a que se le está dando mucha prioridad a la señalización para descongestionar y aumentar la seguridad”.

La subsecretaria resaltó que estas obras se vienen realizando para que los usuarios del transporte público tengan mejores tiempos de recorrido, “es decir, los ciudadanos van a llegar más rápido a trabajar a estudiar. Por eso, nos estamos apropiando del tema”, dijo.

Bogotá, por el contrario, no solo está trabajando fuertemente el desarrollo de infraestructura vial para el transporte público, sino también le apuesta al tema de bicicarriles con más obras instaladas, actualización y mantenimiento en este tipo de medio de transporte.

De acuerdo con la Secretaría Distrital de Movilidad, en este año se han invertido más de $21.000 millones para este tipo de obras. Por eso, la capital ya completa 7.263 zonas con dispositivos de control de seguridad que incluyen, entre otras cosas, senderos peatonales, bandas y líneas logarítmicas, canalizaciones, cruces semafóricos y zonas escolares.

Entre las localidades con mayor volumen de señalización, según la entidad, están Kennedy con 842 señales; Engativá con 796; Puente Aranda con 751; Usaquén con 558; y finalmente Fontibón con 470.

Según la Secretaría en este momento es improbable argumentar cuántos kilómetros o volumen de señalización falta por colocar, pues es una cifra que no se puede calcular teniendo en cuenta que ya se están adelantando todas las obras de mantenimiento.

Frente a este panorama desde las administraciones no solo se le apuesta al desarrollo de nuevas políticas para la movilidad sino también a la infraestructura adecuada para robustecer y prevenir los altos niveles de accidentalidad.

Aunque los mayores proyectos están en las grandes ciudades, las regiones intermedias no se quedan atrás y también hay un potencial enorme para el desarrollo de estos proyectos, pues de acuerdo con los expertos en este momento el gran volumen de ciudadanos que se están trasladando a estos escenarios, impulsa que las gestiones trabajen en el tema.

Por ahora, las principales ciudades siguen en obra para recuperar la buena movilidad.

Lista la licitación para los semáforos en Bogotá

Luego de los tropiezos que tuvo la apertura de la licitación para modernizar la red de semáforos de Bogotá, la Secretaría de Movilidad dio por finalizada la recepción de propuestas. Este proceso, que tendrá un costo de $235.000 millones y vería las primeras ‘luces’ en el segundo semestre del próximo año, se presentaron seis consorcios, compuestos por empresas internacionales. La idea del Distrito, es que los bogotanos puedan ahorrar hasta 30% los tiempos de los recorridos.