.
CONSTRUCCIÓN Las obras civiles jalonarán el sector de la construcción durante el segundo semestre
jueves, 31 de agosto de 2017

Camacol estima que el sector edificador terminará el año con mejor dinámica comercial

Isis Beleño - ibeleno@larepublica.com.co

La tendencia de crecimiento del sector de la construcción, una de las actividades más dinámicas de los últimos años, no salió invicta de un 2016 lleno de altibajos en materia de crecimiento y un principio de 2017 con pronósticos poco alentadores. Sin embargo, esta dinámica cambiará para el segundo semestre.

Las cifras del Dane mostraron, para el primer trimestre de este año, un decrecimiento en el PIB de 0,2% y la mayor caída se presentó en la actividad de construcción con una variación trimestral de -2,6%.En este periodo, el valor agregado de la rama decreció en 1,4% respecto al mismo periodo de 2016.

El boletín técnico trimestral sobre el PIB señala que la caída corresponde a la baja en la construcción de edificaciones residenciales y no residenciales, 7,1%. En contraste, la construcción de obras civiles creció 3,5%.

El segundo trimestre presenta cifras ligeramente favorables. El PIB total creció 0,7% respecto al trimestre anterior; además se evidencia una variación trimestral del sector de 2,6% frente al mismo periodo en 2016, gracias al aumento de las obras civiles (6,5%) y una disminución de la construcción de edificaciones en 7,4%.

Respecto al trimestre inmediatamente anterior, el valor agregado de la rama construcción creció en 2,6%, comportamiento que se explica por el aumento en la construcción de obras civiles en 3,7%, contrario a la construcción de edificaciones que cayó 2,3%.

El semestre cerró con un crecimiento del 5% de las obras civiles, lo que permitió sostener la discreta dinámica del sector.

De acuerdo con los pronósticos de la Asociación de Industriales de Colombia (Andi), este año se espera que el sector de edificaciones repunte en el frente residencial y no residencial en razón de las necesidades de inversión, vivienda y desarrollo urbano de las regiones.

Además, se prevé que en el segundo periodo de los alcaldes se inicie la ejecución de obras debido a que durante el primer año de gestión, las administraciones se concentran en el proceso de planeación.Por el lado de la demanda de Vivienda de Interés Social, el Gobierno espera que se supere la tendencia de los indicadores a la baja.

En la agenda 2017 se contempla la reactivación de los estímulos públicos a través de varios programas como ‘Mi Casa Ya-Cuota inicial’, ‘Mi Casa Ya-Ahorradores’, ‘Mi Casa Ya-Tasa de interés’ y la segunda fase de casas gratis.

¿Y la infraestructura?

El Gobierno Nacional continúa impulsando los proyectos de obra pública como el programa de vías para la equidad por $4 billones, el dragado del Río Magdalena por $2,5 billones y aeropuertos por cerca de $2 billones.

Una de las apuestas más importantes del sector público para el crecimiento del sector de infraestructura se encuentra por el lado de las inversiones en los proyectos de Cuarta Generación (4G).

El programa de autopistas de Cuarta Generación de Concesiones contempla la construcción y operación en concesión de más de 1.370 km de doble calzadas, 141 túneles y 1.300 viaductos, entre otras obras.

“Su objetivo principal es mejorar la conexión y competitividad del país, disminuyendo el costo y los tiempos de transporte de personas y, en especial, de carga, desde los puntos de manufactura hasta los puertos de exportación. Este es uno de los proyectos más ambiciosos que hemos realizado en la historia de la infraestructura en Colombia, con una inversión superior a los $50 billones”, afirmó Luis Fernando Andrade, presidente saliente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Por el lado de los privados, la ANI señaló que la meta de inversión para este año en proyectos de infraestructura será de $7,8 billones, 21% más que el año anterior.De esa bolsa de inversión, 70% se destinará a proyectos 4G; 19,2% a carreteras y cerca del 9,5% a aeropuertos, puertos y férreos.

La inversión privada entre 2011 y 2018 suma $81 billones para contratación de obras; de las cuales, se han ejecutado $43 billones. Quedan pendientes para ejecutar $38 billones, entre 2019 y 2022.

Pese a lo anterior, en lo que queda de 2017 se podrían revertir las cifras y recuperar el comportamiento de hace algunos años. La Andi estima que la inversión en infraestructura transporte, vivienda de interés social y aulas para la educación alcanza los $35 billones, a lo que se le suma la inversión privada.