.
TRANSPORTE Las cinco vías con más derrumbes por la temporada invernal
viernes, 24 de mayo de 2019

Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca son los departamentos en donde tradicionalmente se han registrado mayores afectaciones climáticas.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los constantes cierres en la vía Bogotá-Villavicencio a causa de las fuertes lluvias, que de paso generan millonarias pérdidas, alertan a las autoridades nacionales sobre cuáles son los tramos en el país que tradicionalmente han estado expuestos a este tipo de afectaciones en la temporada invernal.
Si bien a modo general no hay un balance que establezca cuántos derrumbes se han presentado en la última década, la vía al Llano; Ibagué- Cajamarca; Bogotá- La Mesa; la Panamericana y un tramo de la Mulaló- Loboguerrero son las que presentan mayores dificultades.

De acuerdo con las más recientes cifras de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional (Ditra), Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca son los departamentos en donde tradicionalmente se han registrado mayores afectaciones climáticas y geológicas.

Uno de los tramos con mayores dificultades es Bogotá- Villavicencio. La situación que se ha visto en los últimos días ha obligado a Coviandes a aumentar sus trabajos en los puntos críticos (kilómetro 58 y 64) con el objetivo de habilitar la movilidad de la carretera. Aunque este tramo tradicionalmente se ha visto expuesto a un gran número de derrumbes, el Gobierno ya anunció que se dispondrán $20.000 millones para atender la vía. Con este dinero, serían $145.000 millones los que se han invertido para mejorar las condiciones.

Otra de las vías que a lo largo de los años ha presentado dificultades es Ibagué- Cajamarca. No obstante, en este momento, la concesionaria Gica viene adelantando trabajos para la construcción de la doble calzada. Según el Mintransporte, se tiene previsto una inversión de $2,3 billones para desarrollar y mejorar esta autopista.

Otras vías 4G que han presentado estas dificultades son la Panamericana (Popayán - Santander de Quilichao) y Mulaló-Loboguerrero. Sin embargo, el Gobierno ya avanza en su cierre financiero para iniciar las obras en estos tramos.

Bogotá - Villavicencio

Los derrumbes en el kilómetro 58 y 64 de los últimos días han obligado a la concesionaria Coviandes a adelantar trabajos para restablecer la movilidad en la vía. No obstante, el Gobierno Nacional anunció que en total se invertirán $145.000 millones para esta vía. De hecho, según Manuel Gutiérrez, viceministro de Infraestructura, “lo que hay que decir es que el manejo de estas zonas no quedó establecido en el contrato con Coviandes. Por eso, estamos buscando una pronta solución”.

Ibagué - Cajamarca

Históricamente este tramo también se ha visto afectado por los derrumbes y deslizamientos. A raíz de ello, en 2015, el Ministerio de Transporte firmó la primera Asociación Público Privada (APP) para la construcción de una autopista entre Ibagué y Cajamarca con el objetivo de hacer una doble calzada que permita mejorar los tiempos de viaje y disminuir las contingencias. Se prevé que las obras estarán listas en 2022, pues en ese año se tiene previsto hacer la entrega de 35 kilómetros de doble calzada.

Vía Panamericana

La vía Popayán- Santander de Quilichao, o comúnmente llamada vía Panamericana, es una autopista de Cuarta Generación (4G). Aunque en los últimos años no solo se ha visto afectada por paros, avalanchas y derrumbes, el Gobierno Nacional ya viene estructurando su cierre financiero y su licencia ambiental para lograr darle vía libre. En este momento está en fase de pre-construcción, por lo que a más tardar este año se prevé que habrá una solución definitiva al tramo que afectan las lluvias.

Bogotá - La Mesa

Aunque la vía Bogotá - La Mesa no está contemplada en el grupo de las autopistas 4G o de tercera y segunda generación, es una de las más afectadas por los deslizamientos. De acuerdo con los expertos, presenta condiciones geográficas complejas, pues en la mayoría de su extensión pasa la alta montaña o tiene condiciones complejas. Ante estas circunstancias, el Gobierno ha venido adelantando una serie de trabajos y mantenimiento para que los 73 kilómetros que la componen no se taponen durante la temporada.

Mulaló - Loboguerrero

La autopista Mulaló - Loboguerrero es otra de las vías 4G. Esta conecta, a modo general, a la capital del Valle del Cauca con Buenaventura. Dada su importancia, el Ministerio de Transporte viene trabajando para el inicio de sus obras, pero por un problema de licencias, se estima que en 2020 inicien su desarrollo. La vía contempla cinco túneles con una longitud de 11,3 kms, 47 puentes vehiculares, cuatro puentes peatonales y cuatro intersecciones. La inversión final, según esa cartera, es de $2 billones.