.
INFRAESTRUCTURA En 2014 empezará construcción de superpuerto de Barranquilla
jueves, 25 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

Desde hace varios años se está hablando de construir un superpuerto en Barranquilla. Ahora, el Gobierno ha puesto una fecha inicial para iniciar con las obras y acabar con los rumores de la materialización del mismo. Las labores comenzarán en enero de 2014, con una inversión inicial de $600.000 millones.

El superpuerto tendría 1.250 hectáreas. La sociedad portuaria Bocas de Ceniza es la que está liderando el proyecto. Se han recibido ofertas de tres grandes compañías, entre las que se encuentran una europea y una asiática. Estas quieren unirse al megaproyecto de Barranquilla.

El puerto tendrá un canal de 700 metros y un calado de 22 metros, en el que podrán pasar buques de hasta 65 pies. Las embarcaciones lograrán transportar 14.000 contenedores. Por lo que, los constructores tendrán que hacer un trabajo conjunto con el Ministerio de Transporte para hacer las reparaciones pertinentes de las vías de acceso.

Este proyecto se complementa con la navegabilidad del río Magdalena. Este consiste en la construcción de obras en 256 kilómetros, que van desde Puerto Salgar - La Dorada hasta Barrancabermeja. Además,  el mantenimiento y dragado a lo largo del río hasta Bocas de Ceniza para la recuperación del mismo. Con este se pretende  que el Río Magdalena tenga una profundidad de siete pies, en el cual se podrán movilizar convoyes de hasta 7.200 toneladas. El objetivo final es  permitir menores costos de movilización interna de los productos nacionales, importantes ventajas ambientales y económicas a sus municipios ribereños.

El valor total será financiados así: $1 billón por el Presupuesto General de la Nación; $90.000 millones del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (Ocad) de los municipios ribereños y $150.000 millones por del Sistema General de Regalías, entre otros. No era viable por peajes, pues el tráfico que se manejará comenzando es reducido.

La fuerte inversión por parte del Gobierno Nacional para la navegabilidad de este río, con el propósito de que se convierta en una autopista fluvial, hizo parte de una estrategia hacia los retos de la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio.