.
HACIENDA

Trump posterga arancel de 10% a productos chinos para salvar ventas de Navidad

miércoles, 14 de agosto de 2019

Modificar el impuesto a productos chinos beneficia a sectores que suman más de US$100.000 millones en comercio

El presidente de Estados Unidos Donald Trump ayer dio su mejor muestra de que no deja de pensar como un empresario. Semana y media después de haber dicho que un nuevo grupo de productos chinos tendrían un arancel de 10% a partir del 1 de septiembre, decidió postergar esa decisión hasta el 15 de diciembre y la razón es porque no quiere perturbar la época navideña.

Con el propósito de no sabotear uno de los períodos más fructíferos en ventas para los comerciantes, Trump anunció por redes sociales que ciertas categorías como los juguetes, los computadores, los teléfonos móviles y los videojuegos fabricados en China que entren a Estados Unidos estarán exentos de ese nuevo impuesto, que en total representan US$300.000 millones.

“Estamos haciendo esto por la temporada navideña, en caso de que algunas de las tarifas tengan impacto en los clientes estadounidenses”, dijo Trump.

Además de los artículos mencionados, en la lista de productos que el gobierno estadounidense aseguró se salvan (por ahora) del arancel del 10%, también están: monitores de computadores, algunos ítems de indumentaria (ropa y calzado), ítems relacionados con temas de salud y de seguridad nacional.
Expertos consultados aseguraron que además de la afectación a la economía estadounidense para final de año que quiere evitar Trump, el sector tecnológico es altamente sensible en el intercambio comercial entre ambos países, condición que suma a la flexibilización de las decisiones de Trump en menos de dos semanas.

“Esta guerra comercial puede tener un efecto negativo en la economía estadounidense, especialmente en el consumo y en el desarrollo de nuevas tecnologías. Hay mucha influencia e intercambio con China que es favorable para la competencia del sector tecnológico. Los costos a los que se puede llegar por una guerra arancelaria con un país que ha hecho de la tecnología su emblema económico pueden ser muy altos”, indicó Mauricio Jaramillo, profesor e investigador de la Universidad del Rosario.

LOS CONTRASTES

  • Mauricio JaramilloProfesor e investigador de la Universidad del Rosario

    “Algún asesor tuvo que haberlo influenciado porque una guerra comercial con China es muy costosa, no solo para el país asiático, sino también para EE.UU.”.

Según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos, la importación de estos artículos que por ahora quedan librados de un arancel de 10% ha venido creciendo. Cifras publicadas en la página web de la Oficina del Censo de los Estados Unidos revelan que la importación de computadoras desde China en 2010 sumaba US$39.343 millones, una cifra que aumentó a US$47.178 millones en 2018, lo que representa un aumento de 19%. En la categoría de celulares y accesorios, el incremento es aún mayor, pues la cifra pasa de US$32.612 millones a US$71.872 millones.

El caso de los juguetes no es la excepción. Lo que importó Estados Unidos desde China en la categoría de “Juguetes, juegos y artículos deportivos” pasó de US$25.093 millones en 2010 a US$28.222 millones en 2018, esto es un alza de 12%.

Según The Wall Street Journal, la lista de los productos excluidos incluye los artículos de mayor boleto que enfrentan tarifas. “Los teléfonos celulares y las computadoras portátiles solo representan más de US$100.000 millones en comercio”, explica el medio estadounidense.

Pese a esta buena acción de Trump, que según Jaramillo, muestra una intención de conciliación con China, los analistas aseguran que un alto grado de incertidumbre por lo que pueda pasar a corto plazo. “Los inversionistas solo deberían sentir una modesta comodidad en el caso de un trato eventual entre EE.UU. y China. Esto no es binario, no está entre un trato malo o bueno. Incluso, si se logra un acuerdo, seguiremos viviendo en un mundo donde la distensión del comercio puede ser destrozada instantáneamente por un tweet”, dijo David Lafferty, vicepresidente senior y estratega de mercado de Natixis Investment Managers.

EEUU y Reino Unido discuten acuerdo comercial para el 1 de noviembre
Un funcionario de alto rango del gobierno de Donald Trump, que fue citado por Reuters, indicó que Gran Bretaña y Estados Unidos están discutiendo un acuerdo comercial parcial que podría entrar en vigor el 1 de noviembre, el día después de que Reino Unido deje la Unión Europea. “Durante una visita a Londres, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, discutió con la Secretaria de Comercio británica, Liz Truss, la posibilidad de que los líderes de ambos países firmen una hoja de ruta hacia un acuerdo comercial”, según informó la agencia Reuters.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Ambiente 18/06/2024 Estudio revela que las empresas no elaboran planes creíbles de transición climática

Solo 2% de las empresas que se han comprometido con un plan alineado con 1,5C brindan toda la gama de información necesaria para garantizar que sus planes de reducción de emisiones puedan funcionar

Hacienda 18/06/2024 Estas son las 10 ciudades más caras del mundo para los empleados internacionales

Bogotá se ubicó en la casilla 174 entre un estudio sobre 226 ciudades de todo el mundo, aunque subió 40 casillas el último año