.
GLOBOECONOMÍA Singapur desbanca a Tokio como la ciudad más cara para vivir
miércoles, 5 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya de Benito

El reinado de Tokio como ciudad con el costo más alto de vida terminó con el ascenso de Singapur, que pasa a liderar el ranking de metrópolis más costosas que elabora cada dos años The Economist Intelligence Unit para la revista The Economist, con base en aspectos como la comida, bebida, ropa, suministros para hogar y cuidado personal, arriendos de hogar, transporte, facturas, escuelas privadas y costos de ocio.

Singapur sube cinco escalones y supera en 30 puntos a Nueva York, ciudad cuyo costo ha sido tomado como referencia para elaborar la lista. Pese a que la ciudad asiática ha sido una habitual en el listado, su escalada responde, según el informe, a la apreciación de su moneda que subió 40% en la última década, y a la “sólida inflación” que viene registrando.

Además, destaca en la ciudad la imposición de políticas que encarecen significativamente actividades como la conducción de un carro, que viene acompañado por elevados impuestos para su uso. Por este motivo el transporte público en Singapur llega a triplicar el costo del mismo servicio en Nueva York, y la globalización que ha llevado marcas de moda internacionales a esta ciudad ha provocado, además, que sea el lugar más costoso del planeta para irse de compras.

París sube seis posiciones hasta ocupar el segundo puesto. Otras cuatro ciudades europeas se sitúan entre las diez primeras: Oslo, Zúrich, Ginebra y Copenhague, si bien el informe aclara que la erosión económica provocada por la crisis de 2008 ha hecho que muchas ciudades asiáticas y australianas hayan visto como su costo de vida se encarece en comparación con ciudades cuya economía estaba en declive, especialmente en la Zona Euro.

Lo llamativo del caso europeo, destaca el estudio, es que sus ciudades presentes en la lista no han visto encarecerse un elemento en concreto, sino que la escalada en el costo de vida se justifica por un aumento generalizado de los aspectos que The Economist Intelligence Unit tuvo en cuenta.

Distribuidas por categorías, en Asía resulta más caro ir al supermercado y en Europa el ocio es el sector que dispara los precios.

La única del ranking que no debe su plaza a aspectos positivos en su evolución macroeconómica es Caracas. La capital venezolana sube tres peldaños y ocupa el sexto puesto por su desmesurada inflación de 56%, actualmente la más alta del planeta, que ha hecho que productos básicos como el pan se vuelvan extremadamente caros en relación con los ingresos medios percibidos. La publicación señala que “pese al control en los precios del petróleo, las tasas de cambio se mantienen fijas de forma artificial, lo que elimina posibles excedentes económicos que hagan frente a la subida de precios”, algo que puede esquivarse, añade, a través del “mercado negro” de las tasas paralelas. La enorme diferencia entre estas tasas, que llegan al 1.000%, situaría a Caracas, concluye el informe, como la ciudad más barata del mundo.

En el otro ranking, el de las diez ciudades más baratas, se encuentran fundamentalmente lugares del sur de Asia, que encabeza Bombay y continúan Karachi, Nueva Delhi y Damasco. Entre las sorpresas está Panamá: la octava ciudad del mundo más barata para vivir por sus reducidos costos y su “ecosistema estable”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Transporte 26/09/2021 Las industrias del mundo experimentan una crisis por problemas de suministro

Cuando los productos están listos para enviarse, es una lucha moverlos sin problemas o de forma económica a través de fronteras y océanos

Corea 27/09/2021 Presidente surcoreano sugirió prohibir consumo de carne de perro en un debate

Fue la primera vez que Moon planteó una prohibición, lo que probablemente dé un nuevo impulso al debate sobre si frenar la práctica

Estados Unidos 27/09/2021 Gobierno de Biden propone norma para proteger a "Dreamers" de la deportación

La propuesta del Departamento de Seguridad Nacional "preservaría y fortalecería" el programa de Daca, lanzado en 2021 con Obama

MÁS GLOBOECONOMÍA